En el marco del Día Mundial del Donante de Sangre que se conmemoró este 14 de junio, instituciones gubernamentales de salud siguieron con la alerta de que durante la emergencia sanitaria por el Covid-19 disminuyó la donación de sangre, la cual es fundamental para tratar diferentes padecimientos, por lo que llamaron a la población a donar de manera altruista.

La Secretaría de Salud informó que durante la pandemia, el flujo de donantes en los bancos de sangre en el país ha disminuido entre 63 y 85% en los meses de abril y mayo pasado, comparado con los mismos meses del 2019 cuando se registraban 140,000 donantes efectivos en promedio por mes.

“Según los informes mensuales enviados al Centro Nacional de la Transfusión Sanguínea por los bancos de sangre del país, en abril de 2020 se registró una colecta de 52,677 donaciones efectivas totales, de las cuales se transfundieron 45,519 concentrados eritrocitarios. Mientras que en mayo de 2020 se registró una colecta de 32,855 unidades de sangre, para un total de 27,660 transfusiones de concentrados eritrocitarios”, detalló Salud a través de un comunicado.

La dependencia federal apuntó que pese a esta situación, hasta el momento en todos los hospitales se ha garantizado el acceso a la transfusión sanguínea a los pacientes. Sin embargo, llamó a la población a donar voluntariamente.

Agregó que para fortalecer la donación voluntaria y altruista se requiere “coordinación tanto en el esfuerzo como en la colaboración intrahospitalario, a través del mantenimiento de las donaciones en los bancos de sangre, las campañas en unidad móvil y la gestión eficiente de recursos humanos y materiales”.

Por su parte, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) expuso que el Banco de Sangre del Centro Médico Nacional Siglo XXI tiene un déficit.

“En el 2019 en esta unidad alcanzamos cerca de 70,000 unidades captadas y en el 2020, con el advenimiento de la pandemia, se ha visto disminuida esta captación; a medio año tenemos casi 20,000 unidades, lo que significa que estamos con un déficit de 10,000 unidades con respecto al año pasado”, expuso la Dirección del Banco de Sangre del Centro Médico Siglo XXI.

Añadió que se han identificado dos factores para el decremento: el aumento en la tasa de rechazo de donadores al quedar descartados quienes tienen contacto con pacientes sospechosos o confirmados de Covid-19, así como el temor de los donadores por acercarse a los Bancos de Sangre.

Mientras que el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) reportó una baja de 80% en la donación de plasma. Indicó que en el Banco de Sangre del Hospital Regional Gral. Ignacio Zaragoza en enero del 2020 obtuvieron 925 donaciones y en mayo la cifra bajó a 188.

En enero de este año se transfundieron 1,382 unidades y en mayo se registraron 308 unidades transfundidas, lo que representa una reducción de 72 por ciento.

arizbet.garcia@eleconomista.mx