La Cámara de Diputados guardó un minuto de silencio en memoria de la legisladora María Elvia Amaya de Hank, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), quien falleció el pasado fin de semana por una enfermedad terminal.

El coordinador de la fracción de esa fuerza política, Manlio Fabio Beltrones Rivera, dijo que para los priístas de la LXII Legislatura es motivo de gran pesar el fallecimiento de nuestra compañera, ya que personificó la fortaleza que caracteriza a la mujer mexicana .

Tras su aparente fragilidad física se encontraba un espíritu y una voluntad de lucha a toda prueba, con los cuales fue capaz de superar obstáculos y construir, por su familia y por los demás, lo que ella sabía necesario, aseveró el diputado.

Supo ganarse un gran aprecio y un profundo respeto por su extraordinaria labor social y su ejemplo de entereza para enfrentar la adversidad , expuso el líder de los diputados priístas.

Ante el pleno cameral, Beltrones Rivera expresó que Amaya Araujo fue una mujer estudiosa y preparada, profesional de la psicología que puso su profesión y sus conocimientos al servicio de sus semejantes.

Una tarea que no sólo cumplió como presidenta del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), sino que prolongó hasta su muerte a través de la Fundación Por Ayudar que ella dirigió, añadió.

La incursión en la política de María Elvia Amaya Araujo, esposa de Carlos Hank Rhon, expresidente municipal de Tijuana, se dio de la mano de su interés por aportar su experiencia en el trabajo social y comunitario , abundó Manlio Fabio Beltrones.

mac