La fracción parlamentaria del PRD en la Cámara de Diputados denunció que el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) continúa sin tener reglas de operación, por lo que se encuentra fuera de funciones en algunos estados.

A través de una iniciativa de ley, la diputada del PRD Mónica Almeida propuso que todos los programas sociales deben contar con reglas de operación con el fin de que los recursos públicos sean empleados de la mejor forma y garantizar que toda la población pueda acceder a ellos.

La legisladora sostuvo que la falta de reglas del Insabi ha ocasionado que en todo el país, después de la desaparición del Seguro Popular, los enfermos de los hospitales estatales tuvieran que pagar hasta 500 o 600% más por los servicios que les ofrecía el antiguo órgano de salud y no hay fecha para que el Insabi empiece a implementarse.

Cabe destacar que el Insabi comenzó sus funciones el 1 de enero del 2020 como un órgano descentralizado de la Secretaría de Salud, con el fin de brindar servicios gratuitos a las personas que no cuentan con seguridad social.

“Debemos establecer que los programas presupuestales de modalidad de subsidios deberán contar con reglas de operación para poder ejercer los recursos y además establecer los elementos que deberán tener las reglas de operación para que efectivamente generen resultados y contengan algoritmos de medición y elementos de validación”.

Asimismo, la congresista explicó que, desde una perspectiva de política pública, las reglas de operación de un programa que entrega beneficios directos o indirectos, ya sean económicos o en especie, constituyen el principal instrumento normativo que determina los alcances y la gestión del programa, y en muchos casos es el único documento que refleja el diseño de la intervención.

Destacó que con reglas de operación se pueden aplicar los recursos en los rubros que efectivamente se requiere y que el dinero destinado sea empleado de manera adecuada.

La legisladora agregó que en el Paquete Económico para el ejercicio 2020 se destinaron más de 403,000 millones de pesos en 14 programas prioritarios, de los cuales solamente dos cuentan con reglas de operación publicadas.

“El Insabi concentra 112,538 millones de pesos, pero sin reglas de operación, por lo que, en tanto no se aprueben, estos recursos o no se ejercerán o podrán ejercerse para fines distintos a los que fue creado, sin tener repercusiones legales y afectando de manera directa a la población”, advirtió.

[email protected]