El bloque PT-Morena exhortó  al Senado de la República a no ratificar y devolver al Ejecutivo federal las ternas de 18 magistrados especializados en materia de Responsabilidades de los Servidores Públicos, enviadas el 25 de abril del 2017, por no reunir los requisitos de independencia, autonomía e imparcialidad en sus perfiles ni de transparencia en su designación.

“Estamos pidiendo en un punto de acuerdo algo que es ya obligado, ya no puede haber de otra, el regreso de las ternas de los 18 magistrados en materia de combate a la corrupción, tres a la Sección Tercera y 15 de las salas especializadas en materia de Responsabilidades de Justicia Administrativa”, dijo el vicepresidente de este grupo, Miguel Barbosa.

Afirmó que la designación de estos juzgadores encargados de sancionar administrativamente los hechos de corrupción no fue producto de un proceso que garantizara su independencia de la clase política.

El legislador señaló que de lo contrario, se corre el riesgo de tener una magistratura atada y en permanente deuda con el grupo de intereses que tejió su designación. Aseguró que la propuesta de magistrados “no se trató de un proceso democrático, sino de un acuerdo cupular para asegurar la futura impunidad de los participantes en el mismo”.

En el mismo punto de acuerdo, el vicecoordinador político del PT-Morena solicitó al presidente de la República realizar nuevas designaciones mediante un procedimiento público, abierto, transparente y con una amplia participación de la sociedad civil.

“No pueden ya procesarse, tiene que devolverse”, indicó.