El presidente Andrés Manuel López Obrador ofreció revisar la actuación de la Guardia Nacional para evitar que sus elementos cometan excesos durante los operativos que llevan a cabo en las fronteras sur y norte, con motivo del plan para frenar la migración de Centroamérica hacia Estados Unidos.

En Palacio Nacional, López Obrador dijo que los elementos de la Guardia Nacional no tienen la instrucción de detener a migrantes, aunque legalmente sí pueden hacerlo.

Aseguró que se van a tomar medidas para evitar excesos, esto luego de difundirse una fotografía de la agencia AFP en la que se observa a elementos de la Guardia perseguir para detener a una familia de migrantes que trataban de cruzar el Río Bravo en Ciudad Juárez, Chihuahua.

“Si se dieron estos casos (persecución de migrantes) no es ésa la instrucción que tienen, no es hacer esa labor, es un trabajo que en todo caso le corresponde a los agentes de Migración, no al Ejército. Puede ser que haya estos excesos, pero la instrucción que tienen todos es que se respeten los derechos humanos de los migrantes y eso va a continuar así”, mencionó.

López Obrador afirmó que el compromiso que hizo su gobierno con el de Estados Unidos fue identificar y registrar a aquellas personas extranjeras que ingresaran a México, pero salvaguardando sus derechos humanos.

En tanto, luego de que un padre y su hija, originarios de El Salvador, murieron ahogados en el Río Bravo al tratar de cruzar a EU, el primer mandatario lamentó la situación, aunque descartó que haya sido provocada por el endurecimiento de las medidas migratorias en nuestro país.

Por otra parte, el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, reconoció el martes a través de Twitter la labor de México de enviar tropas a la frontera con Estados Unidos para ayudar con la crisis migratoria. El mandatario Donald Trump compartió ese mensaje a sus seguidores por la misma vía. (Con información de Reuters)