Redacción / el economista

Tras el paso de la tormenta tropical Lidia por Baja California Sur, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano declaró en emergencia a cinco municipios de la entidad, por lo que espera entrar con el Fideicomiso Fondo de Desastres Naturales para ayudar a las personas afectadas.

Se realizó la Declaratoria de Emergencia en cinco municipios, principalmente en Los Cabos en el sector vial urbano , explicó la dependencia.

Desde el pasado viernes, funcionarios federales realizaron los primeros recorridos de valoración y supervisión de acciones por los daños causados por Lidia, misma que provocó lluvias de hasta 700 milímetros desde el jueves de la semana anterior.

El sábado, el presidente Enrique Peña Nieto realizó un recorrido con funcionarios para inspeccionar los trabajos de evaluación, rehabilitación y reconstrucción de las zonas afectadas, luego de que presentara su Quinto Informe de Gobierno.

Mientras tanto, el gobierno de Baja California Sur, con apoyo de diversas instituciones y la ciudadanía, realizan trabajos para la reactivación del estado. Se reportaban cinco personas fallecidas.

El secretario general de gobierno, Álvaro de la Peña Angulo, exhortó a la ciudadanía a donar víveres de primera necesidad, así como medicamentos, ropa y calzado en buenas condiciones como apoyo para las familias damnificadas.

Por su parte, las secretarías de la Defensa Nacional y Marina Armada de México enfocan los planes DN-III y Marina a la vigilancia para evitar la rapiña en las zonas afectadas, así como garantizar la seguridad y albergue de más de 3,000 afectados.

La Comisión Federal de Electricidad informó que la interrupción del suministro de energía eléctrica tras el paso de la tormenta tropical afectó a 141,128 clientes en los municipios de Los Cabos y la Paz. (Con información de Rubén Torres y Karol García)