Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación, informó que los frentes fríos que han afectado particularmente al estado de Tabasco hasta el momento han causado daños menores en carreteras.

Al presentar una evaluación de daños en esa entidad, destacó que Tabasco ha recibido 2,812 milímetros de agua esta temporada, nivel histórico en 70 años, por lo cual las autoridades permanecen alertas para afrontar eventuales contingencias.

El jefe de la política del interior perfiló que el gobierno federal cuenta con una bolsa de alrededor de 1,700 millones de pesos delimitados ya en el Presupuesto de Egresos de la Federación para proyectos encaminados a fortalecer la infraestructura que prevenga las afectaciones derivadas de las fuertes lluvias.

Osorio Chong precisó que los sistemas de agua potable funcionan con normalidad y que en un primer momento se destinarán 47 millones de pesos a los afectados en el campo en Tabasco, al tiempo que exhortó a evitar la construcción de obras en cauces y orillas de los ríos.

Señaló que las lluvias de diciembre, sobre todo de los días 23 y 24, son históricas en Tabasco y que de no haberse inaugurado la compuerta El Macayo por el presidente Enrique Peña y otras obras hidráulicas, toda Villahermosa estaría inundada.

INFRAESTRUCTURA DE PROTECCIÓN, LA APUESTA

En este sentido, el funcionario destacó que por ello hay que apostarle a este tipo de obras que son para proteger tanto al municipio de Centro como a otros municipios, "pues no hay mexicanos de primera ni de segunda".

Acompañado del gobernador Arturo Núñez, del titular de la Conagua David Korenfeld Federman, y del alcalde de Centro, Humberto de los Santos, refirió que son tres los momentos que se tiene que atender.

El primero, detalló, es que vienen más frentes fríos, que cada año se promedian en 40, pero que en este 2014 se esperan más de 50 y lo más importante en este aspecto es el cuidado de las vidas y de la buena operación que se ha dado hasta el momento en protección civil.

En segunda instancia, añadió que una vez ocurridas las inundaciones es ver la manera de apoyar y respaldar a la población en sus pérdidas, así como la emergencia a través de despensas y cobertores.

En tercer lugar, el titular de Gobernación explicó que ante las afectaciones registradas destinar recursos y obras que eviten, en lo posible, las afectaciones de cada año en los mismos sitios y en la misma infraestructura.

nlb