La Procuraduría de Justicia del Estado de México informó que el agente ministerial Rodrigo Israel Rodríguez Hernández, involucrado en la fuga del feminicida César Armando Librado Legorreta, alias el Coqueto , se presentó a declarar el viernes pasado de manera voluntaria.

El custodio, prófugo desde hace 18 días, llegó hasta las instalaciones de la corporación con un amparo en contra de su orden de aprehensión, y luego de declarar y fijársele una nueva audiencia quedó en libertad, de acuerdo con información del periódico Reforma.

Ante el juez penal, Rodríguez Hernández declaró que el día de la fuga los tres agentes tuvieron al homicida confeso en una oficina, sentado varias horas, le permitieron ver televisión y comer.

En la noche le dieron un cartón para que se acostara y, atrás de la puerta de la oficina, colocaron tres sillas a manera de bloqueo y le pusieron esposas en pies y manos.

La publicación cita que el agente pidió perdón a las familias de las víctimas de El Coqueto", reconoció que se cometió un error y por ello merece castigo, aunque pidió justicia.

MIF