La Ciudad de México ofrece a sus ciudadanos un sinfín de ventajas y alternativas de todo tipo. Lo cierto es que como consecuencia casi directa a esas ventajas es que sus ciudadanos buscarán aprovechar casi al máximo todas las oportunidades y para hacerlo, irremediablemente buscarán eficientar su tiempo.

En ese sentido la opción lógica siempre se reduce a provechar la mayor cantidad de ventajas con la menor cantidad de inconvenientes posibles. Los embotellamientos de tráfico son una realidad en la vida de las personas a nivel mundial, sobre todos los que viven en las grandes urbes. Es un fenómeno que se volvió parte de la vida de las ajetreadas ciudades alrededor del mundo y que de cierta manera empeora más y más conforme pasa el tiempo y que contrarresta la posibilidad de disfrutar plenamente lo que una ciudad ofrece.

NOTICIA: Inflación puede inhibir la venta y renta de casas

Según el índice de Tráfico de TomTom 2016 la Ciudad de México es la urbe con más tráfico a nivel mundial.El exceso de tráfico vehicular provoca embotellamientos que se traducen en miles de horas perdidas, retrasos y miles de litros de combustible desperdiciados. En su estudio del año pasado la compañía holandesa que fabrica dispositivos de geolocalización satelital reveló que en la Ciudad de México necesitamos 59% de tiempo extra para desplazarnos diariamente debido a las condiciones de tráfico vehicular.

Pero este es un problema que se comparte con muchas ciudades a nivel mundial. Es por eso que los habitantes de las grandes urbes buscan todo tipo de alternativas de transporte. El sentido hacia el cual se orientan las búsquedas de alternativas de transporte se perfilan hacia un sistema en el cual los vehículos y su operación resulten más baratos, veloces, capaces, seguros y limpios desde el punto de vista ambiental. El transporte se orientará hacia la búsqueda de beneficios.

La Ciudad de México es atractiva por su oferta de trabajo, sus centros educativos y las innumerables opciones de entretenimiento. Por su tamaño muchas personas que pueden hacerlo adquieren algún vehículo, sólo que el tráfico, el costo y la falta de estacionamiento hace que vivir cerca de un metro ofrezca una alternativa de transporte económica y rápida.

Para una ciudad como la capital mexicana encontrar una buena ruta de transporte parece además estar sesgada a la cantidad de personas que habrán encontrado esa alternativa. Aún con esta gran desventaja, existen personas que incluso cuentan con un automóvil propio pero prefieren usar alguna alternativa de transporte. Uno de los más comunes es el metro. Es rápido, barato, ecológico y alcanza muchos de los rincones de esta ciudad.

Properati, una plataforma web y móvil de ofertas de propiedades en venta y alquiler de bienes inmuebles, recomienda a las personas que buscan rentar o comprar en la Ciudad de México es escoger un bien inmueble que esté cerca de una estación de metro, aun teniendo automóvil.

NOTICIA: Metro de la CDMX podrá contratar financiamiento

La compañía elaboró un análisis de los precios en las cercanías de cada estación de metro de la Ciudad de México y determinaron los precios promedio de algún departamento de dos recámaras. El costo de vivir cerca de alguna estación de metro depende de la zona.

El centro de la ciudad una zona ubicada en un cuadrado marcado por los metros Balderas, Guerrero, Morelos, y Candelaria, es una de las zonas más congestionadas y probablemente donde más beneficios hay de vivir cerca del metro. Según Properati, un departamento de 2 recámaras cuesta entre 7,000 y 10,000 pesos mensuales, aunque se pueden encontrar viviendas más baratas.

Para los profesionistas, la zona de Reforma lomas y Polanco son populares debido a los corporativos y oficinas y a la oferta de trabajo que proveen. Desafortunadamente, las dos únicas estaciones de metro en la zona son Polanco y Auditorio, según el análisis de Properati, en esta zona, un departamento de 2 recámaras llega a costar hasta 20,000 o 30,000 pesos mensuales.

En colonias como la Condesa, la Roma, Juárez, entre otras, rodeados por estaciones como Patriotismo, Chilpancingo, Sevilla, Chapultepec, Hospital General, Insurgentes y Juanacatlán, los precios de renta oscilan entre 7,700 pesos y los 29,100.

En las zonas cercanas a Coyoacán, avenida Churubusco, y las plazas comerciales Universidad y Centro Coyoacán, los precios pueden llegar hasta 16,000 o 18,000 pesos. Más al sur, cerca del metro Taxqueña o Universidad, los precios descienden a 7,000 u 8,000 pesos.

Quienes deseen comprar, el precio por metro cuadrado en un departamento en el centro de la ciudad, el precio varía entre 28,000 y 15,000 pesos por metro cuadrado; En Coyoacán es de 30,000 pesos, aunque en la zona turística predominan las casas. No es ninguna sorpresa que las zonas de Reforma lomas y Polanco sean de las más caras de la ciudad, con precios que llegan hasta los 60,000 pesos por metro cuadrado.

NOTICIA: Imco: costo de contingencia, igual a financiar 92% de la Línea 1 del Metro

La Ciudad de México tiene diferentes opciones dependiendo de la zona en la que se deseé comprar o rentar alguna propiedad. Según los datos del sitio web inmobiliario, Lamudi, si se destina sólo el 30% del ingreso mensual en la renta o el pago de alguna hipoteca, para vivir en la capital la renta promedio es de 15,831 pesos mensuales, para una superficie promedio de 108 m2, para lo que se tendría que tener un ingreso mensual de 52,770 pesos.

Entre las zonas más caras de la Ciudad de México se ubican colonias como Polanco y Santa Fe, que tienen precios de renta un 167% y 198% más altos que el promedio del Distrito Federal, por lo que se necesitaría un ingreso neto mensual de 140,916 y de 158,796 pesos respectivamente. Según el Reporte del Mercado Inmobiliario de Properati, las cinco delegaciones en donde el metro cuadrado es más caro, son: Miguel Hidalgo, Cuajimalpa, Benito Juárez, Álvaro Obregón y Cuauhtémoc. Las cinco delegaciones donde son más baratos son: Milpa Alta, Tláhuac, Iztapalapa, Venustiano Carranza y Gustavo A. Madero.

undefined

ruy.rebolledo@eleconomista.mx

erp