El presidente de la Cruz Roja Mexicana, Fernando Suinaga Cárdenas, informó que en apoyo de los hermanos que lo perdieron todo en Oaxaca y en Chiapas, este organismo ha movilizado este martes más de 58 toneladas de alimento y más de 200 voluntarios para entregar esta ayuda humanitaria.

“Todo esto lo podemos hacer gracias a los donativos que ustedes nos aportan”, destacó en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, donde recibió el donativo por 15 millones 100,000 pesos y un vale por dos ambulancias, con un valor de 1,900,000 pesos.

Al recibir el donativo del gobierno de la capital y las 11 delegaciones -de todos los funcionarios y trabajadores que lo conforman-, dijo que este evento sirve para enviar el mensaje de que juntos podemos trabajar para aliviar el sufrimiento de las personas y cuidar lo más preciado que tienen: la salud y la vida.

“Invitamos a la sociedad a que nos siga apoyando con los donativos, porque es la manera más segura de seguir cuidando nuestras vidas y seguir apoyando a los mexicanos en todos los desastres”, exhortó.

Suinaga Cárdenas indicó asimismo que ante las fuertes lluvias de las últimas semanas en la ciudad, se está trabajando en coordinación con autoridades locales para atender las emergencias que se han presentado.

Destacó que la toma de decisiones del jefe de gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera Espinosa, y su equipo han sido fundamentales para apoyar a la ciudad en la atención a los habitantes y con ello disminuir los riesgos e incluso salvando vidas.

En su oportunidad, Mancera Espinosa reconoció la capacidad de la Cruz Roja de unir voluntades, y de la certeza que ofrece a los ciudadanos de que cada peso será aplicado para salvar vidas.

El mandatario destacó también la labor de las brigadas del gobierno capitalino que están en Oaxaca, Chiapas, Michoacán, y en 13 localidades adyacentes a Juchitán, donde -reiteró- se están llevando más de 120 toneladas y media de productos recaudados, que incluyen medicamentos, alimentos y, sobre todo, esperanza de vida.

Se refirió que se trata de brigadas de médicos y especialistas en sanidad, y agradeció al Instituto Politécnico Nacional (IPN) porque sus enfermeras se unieron a las del programa El Médico en su Casa que se encuentran en las zonas afectadas.

En otra acción, comentó que la Cruz Roja está enseñando a los meseros de la urbe cómo practicar primeros auxilios para resucitación y otras maniobras por si alguna persona presenta una obstrucción de las vías respiratorias.

amp