La crisis en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), tras la destitución de José Luis Vargas como su presidente, obliga a realizar una reforma constitucional en materia electoral, afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Hay una situación de crisis en el Tribunal Electoral, una descomposición. De ahí la necesidad de reformar tanto el (Instituto Nacional Electoral) INE como el Tribunal Electoral", dijo durante su conferencia diaria.

En su opinión, la situación amerita cambios constitucionales para “limpiar” ambos órganos autónomos.

Durante la conferencia de prensa matutina diaria, el mandatario mexicano recordó el insulto del nuevo presidente del máximo órgano electoral a su persona e instruyó proyectar en pantalla un tuit del magistrado Reyes Rodríguez Mondragón, del 5 de octubre del año pasado (2020).

“Resulta que el presidente que eligieron en una ocasión me insultó y lo comento para probar las características de las personas que ocupan estos cargos tan importantes, el nivel moral de los jueces, magistrados electorales, del organismo que es la última instancia cuyas resoluciones son definitivas.”

rolando.ramos@eleconomista.mx