El equipo jurídico de la Cooperativa Cruz Azul informó que atenderá las solicitudes que eventualmente haga la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP), luego de que esa instancia anunció que congeló las cuentas bancarias del presidente de esa cooperativa, Guillermo “Billy” Álvarez Cuevas, así como de su hermano Alfredo Álvarez y de Víctor Garcés Rojo.

El equipo jurídico dijo que demostrará que las imputaciones de la UIF, que investiga presuntos delitos de delincuencia organizada por 1,200 millones de pesos, son falsas y no merecen la medida cautelar de congelamiento de cuentas.

Consideraron que esa medida tampoco se apega a una presunción de inocencia.

El jurídico de Cruz Azul adelantó que argumentará ante las instancias correspondientes que no procede la medida cautelar dictada por el organismo de la Secretaría de Hacienda, porque se trata de una denuncia entre particulares.

Explicó que la denuncia penal fue interpuesta en su momento por los cooperativistas suspendidos José Antonio Marín y Víctor Manuel Velázquez.

La Cooperativa a través de su jurídico sostuvo que los bienes que la UIF atribuye a Billy Álvarez en Estados Unidos no corresponden al nombre de Guillermo Héctor Álvarez Cuevas.

También mencionó que las denuncias promovidas por los cooperativistas suspendidos, en su calidad de particulares, incurrieron en falsedad de declaraciones y presentaron pruebas apócrifas.

Finalmente, se anunció que la Cooperativa procederá por la vía legal contra de los cooperativistas suspendidos José Antonio Marín y Víctor Manuel Velázquez.

[email protected]