El presidente electo Andrés Manuel López Obrador afirmó que la construcción del Tren Maya en el sureste del país, no afectará el ecosistema natural o áreas protegidas.

Cabe destacar que el lunes, al anunciar Obrador la ampliación de 900 a 1,500 kilómetros el recorrido del Tren Maya, en redes sociales se propagó información respecto a que este proyecto afectaría reservas ecológicas como Calakmul o la reserva de la biósfera de Sian Ka´an, en Quintana Roo.

No hay impacto ambiental en el Tren Maya, porque vamos a utilizar los derechos de vía ya existentes, es decir, es la línea del ferrocarril del sureste, de las líneas de la Comisión Federal de Electricidad, de carreteras, no se va a tirar ningún árbol, no se afecta ninguna reserva ecológica, se va a cuidar el medio ambiente”, afirmó.

En conferencia de prensa en las escalinatas de su oficina de la colonia Roma, López Obrador dijo que se consultará a los habitantes por donde pasará el Tren. “Donde se lleve a cabo los proyectos, se va a consultar”, aseveró.

Andrés Manuel López Obrador comentó que el Tren Maya tendrá tres modalidades: de carga, tren de pasajeros normal, con una velocidad media, y un tren rápido.

Por su parte, el futuro secretario de Turismo, Miguel Torruco, afirmó que el proyecto del Tren Maya ayudará a elevar gasto y pernocta del turismo, beneficiando a la población local. Además, dijo, esto permitirá que la derrama económica beneficie directamente a las localidades donde hay turismo.

Aseveró que el Tren será moderno y rápido, además de que contará con vagones para transportar clase turista, y también camarotes de lujo, carro comedor con gastronomía típica de la región y salón fumador, además de que todos los trenes serán panorámicos.

De acuerdo con el plan presentado el lunes por López Obrador, el Tren Maya recorrerá las siguientes localidades: Palenque, Candelaria, Escárcega, Calakmul, Bacalar, Tulum, Cancún, Mérida y Valladolid (Chichén Itzá).

[email protected]