Cancún, QR. Cancún será prioridad para el próximo gobierno federal por la importancia que tiene su aporte a la industria del turismo a nivel nacional, aseguró Arturo Emiliano Abreu Marín, coordinador en Quintana Roo designado por Andrés Manuel López Obrador.

En función de esa prioridad, se dará atención urgente al tema de sargazo en las playas y la inseguridad, afirmó.

“La joya de la corona es Cancún, no sólo de Quintana Roo sino del país. Si la joya de la corona deja de percibir los miles de millones que aporta en ingresos, le va mal al país”, expuso.

Abreu Marín advirtió que en inseguridad, la prioridad es evitar que haya un daño a la imagen del destino turístico, porque si se llega a perder la confianza de los visitantes, será muy difícil que la ciudad pueda volver a recuperarse.

De entrada comentó que el Ejército se mantendrá en las calles, pero la instrucción es retirarlo paulatinamente en tanto se vayan conteniendo los niveles de inseguridad que hoy existen, particularmente en la zona norte del estado.

El próximo coordinador estatal mencionó que procurarán darle su dimensión a los hechos de violencia que ocurren en la entidad, pues muchos de ellos son delitos del fuero común y no de alto impacto.

Sobre el sargazo y las playas, manifestó que habrá recursos para atender ambas problemáticas, ya que ambas cuestiones, al igual que la inseguridad, ponen en riesgo la imagen del destino y los ingresos que éste representa para las familias.

Sin afectaciones

Como parte de la importancia que se le dará a Quintana Roo en el próximo gobierno federal, Arturo Abreu adelantó que la construcción del Tren Maya no supondrá la expropiación de tierras, pues la instrucción de López Obrador es no afectar con este proyecto a los propietarios de las tierras por donde va a pasar la vía férrea.

De entrada, dijo, se están pensando en esquemas de renta de la tierra o incluso pago de dividendos mediante el otorgamiento de acciones del tren a ejidatarios, comunidades o propietarios privados de tierra.

Asimismo, se les propondrán esquemas de negocios en los espacios comerciales y de usos mixtos que se detonarán alrededor de las estaciones y demás zonas de impacto del tren, por lo que confían en que lejos de afectar socializarán los beneficios que la vía férrea traerá para la península de Yucatán.

Proyecto de Nación

El Proyecto de Nación 2018-2024 de López Obrador plantea que, a partir de la definición de los derechos de vía que tendrá el sistema ferroviario y sus estaciones, se deberá hacer una estrategia de adquisición o integración de reservas territoriales, para que en ellas se puedan absorber las necesidades de terrenos para equipamiento y el desarrollo de servicios y productos que, de acuerdo con las distintas vocaciones del suelo, se lleven a cabo.

“Es por eso que se pretende lograr aprovechar la inercia positiva de la inversión en esta infraestructura, para ordenar el desarrollo y evitar impactos negativos que pudiesen resultar por falta de planeación y previsión de los fenómenos negativos en el ámbito del desarrollo urbano”, se lee en el documento.

El recorrido será de Cancún hasta Palenque, con escalas en Tulum, Bacalar y Calakmul. El costo total será de 64,900 millones de pesos.