La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal ejercitó esta tarde acción penal en contra de Javier Cobarruvias González por su probable responsabilidad en el homicidio de sus dos hijos menores de edad.

Autoridades de la procuraduría capitalina confirmaron que el detenido fue consignado al juez penal en turno por los delitos de homicidio calificado, en razón de parentesco diversos dos y falsedad de declaraciones ante la autoridad ministerial.

El ministerio público encontró elementos suficientes para establecer la culpabilidad del detenido en el crimen de sus dos hijos, Isis Liliana y Darien Isaí, cuyos cuerpos fueron hallados la semana pasada en calles de la delegación Gustavo A. Madero.

Entre las pruebas que presentó la PGJDF se encuentran los exámenes de ADN que confirman el parentesco entre las víctimas y el inculpado, así como los dictámenes de psiquiatría que constatan que el homicida se encontraba en pleno uso de sus facultades mentales al momento de cometer el crimen.

En un inicio, Cobarruvias aseguró que sus dos hijos habían sido secuestrados en calles del barrio de Tepito, lo que detonó una serie de protestas en esa zona de la ciudad, las cuales culminaron con más de 70 jóvenes detenidos por vandalismo y daño a la propiedad.

No obstante, las investigaciones revelaron que el padre de los menores habría falseado su declaración, después modificó su versión asegurando que vendió a los niños; sin embargo, el hallazgo de los cuerpos provocó su declaración de culpabilidad en el asesinato.

Se espera que en las próximas horas el Juzgado 17 en materia penal levante el arraigo impuesto a Cobarruvias y otorgue la orden de aprehensión en su contra por los delitos antes mencionados.

/doch