El Congreso de Hidalgo rechazó este jueves despenalizar el aborto, solo unos meses después de que Oaxaca se convirtiera en el segundo estado del país en aprobar la interrupción legal del embarazo después de Ciudad de México.

El legislativo local decidió la medida con 15 votos en contra, 10 a favor y cinco abstenciones.

"Hoy, los y las diputadas de Hidalgo le fallaron a las mujeres. La democracia les queda a deber a las hidalguenses", dijo en Twitter el Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), una organización civil de derechos reproductivos.

De haber despenalizado el aborto, Hidalgo se habría convertido en el tercer estado de México que toma esa decisión.

En contra de la aprobación de la iniciativa votaron tres diputados del Partido Acción Nacional (PAN), ocho de Morena, dos del Partido Revolucionario Institucional (PRI), uno del Trabajo (PT) y uno de Nueva Alianza.

A finales de septiembre, el Congreso de Oaxaca aprobó la medida y se sumó a Ciudad de México, que despenalizó el aborto desde 2007.

En los otros 30 estados mexicanos, el aborto se permite solo en casos de violación o peligro de vida de la mujer. En el estado de Guanajuato, la práctica se castiga hasta con 30 años de cárcel.

La bancada de Morena presentó una iniciativa a nivel nacional para despenalizar el aborto hasta las 12 semanas de gestación, que contempla su realización en hospitales públicos federales y alentaría a los estados a reformar sus códigos penales.

Sin embargo, el proyecto está estancado en el Congreso federal.

(Con información de Notimex)