El presidente Andrés Manuel López Obrador adelantó que con el fin de “blindar” su posible privatización por parte de un nuevo gobierno “neoliberal”, las secretarías de la Defensa Nacional y de Marina serán los encargados de administrar los grandes proyectos que desarrolla su gobierno.

En conferencia de prensa matutina, el mandatario explicó que obras como el Tren Maya, el nuevo aeropuerto ‘Felipe Ángeles’, el aeropuerto de Palenque, el aeropuerto de Chetumal, el nuevo aeropuerto de Tulum, entre otras, formarán parte de una empresa que administrará la Secretaría de la Defensa Nacional. 

Mientras que todo el complejo del Istmo de Tehuantepec, los ramales de Palenque a Coatzacoalcos, de Coatzacoalcos a Salina Cruz, de Ixtepec a Tapachula, los puertos de Coatzacoalcos, de Salina Cruz, va a quedar en custodia de la Secretaría de Marina.

López Obrador argumentó que esta decisión se debe a que si estos bienes se quedan a cargo del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) o a la Secretaría de Comunicaciones “no aguantan ni la primera embestida” o intento de desincorporación de un nuevo gobierno.

Acuérdense lo que hicieron con Fonatur, que vendían terrenos a siete pesos el metro cuadrado en zona turística; ni lo que cuesta un metro cuadrado de alfombra, y así remataron todo".

“Entonces, se están invirtiendo recursos del presupuesto porque todas estas obras (de su gobierno) se están haciendo sin crédito, es dinero del presupuesto público, dinero de todo el pueblo, no van a quedar deudas”, dijo.

López Obrador también indicó que se establecerá que 75% de las utilidades que generen todos estos complejos serán para el pago de pensiones de las fuerzas armadas y el 25% para los trabajadores al servicio del estado.

“Esto nos va a garantizar que no se privaticen estas obras, nos garantiza también buena administración y nos garantiza seguridad en todo lo que es el sureste, el istmo y el sureste, tanto con Marina como con la Secretaría de la Defensa. Eso es lo que estamos también procurando”, sostuvo.

maritza.perez@eleconomista.mx