Las gubernaturas que estarían en manos del PAN y del PRD, tanto en lo individual como en sus coaliciones, pueden llegar a significar 48% de los electores de este país, tomando ya en cuenta los resultados del domingo pasado y los estados que ya gobernaban.

En tanto, el PRI, aun cuando se perfila a perder estados en los comicios de este domingo, podría seguir gobernando a 43% de los ciudadanos.

De confirmarse las tendencias de los resultados preliminares, el PRI quedará como la primera fuerza en gobiernos estatales, ostentando 15 gubernaturas; seguido del PAN, con 8; y del PRD, con 4 administraciones. La alianza PRD-PAN gobiernará en tres entidades más.

El tricolor, liderado por Manlio Fabio Beltrones, se quedaría con los gobiernos de Campeche, Coahuila, Colima, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Estado de México, Nayarit, Oaxaca, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tlaxcala, Yucatán y Zacatecas.

La lista nominal de los 15 estados que pueden quedar en manos del tricolor suma poco más de 36 millones de ciudadanos.

Si los cómputos distritales confirman los resultados de los respectivos PREP, Acción Nacional, cuyo presidente es Ricardo Anaya, se perfila a administrar las entidades de Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Guanajuato, Puebla, Querétaro y Tamaulipas.

En estos ocho estados la lista nominal suma más de 18.7 millones de personas.

En tanto, el Partido de la Revolución Democrática, con Agustín Basave al frente, se queda con la Ciudad de México, Michoacán, Morelos y Tabasco. Las listas nominales de estos estados ascienden a 13.4 millones de mexicanos.

La coalición PAN-PRD gobernaría en Durango, Quintana Roo y Veracruz. En suma, su lista nominal es de más de 7.9 millones de personas.

A esas cifras se suma la gubernatura que tiene el Partido Verde Ecologista de México en Chiapas (3.1 millones en su lista nominal) y una obtenida por la vía independiente, en Nuevo León (con 3.4 millones de ciudadanos con credencial para votar).

Los resultados preliminares indican que el PRI estaría perdiendo en este año seis gubernaturas que estaban bajo su administración, aunque en este mismo proceso recuperaría dos más.

Las entidades que perdería el PRI en este año son: Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Quintana Roo, Tamaulipas y Veracruz.

Las que gana son Oaxaca y Sinaloa. En ambos casos los estados son gobernados por políticos impulsados por una coalición PAN-PRD.

En el 2015, el Revolucionario Institucional perdió tres gubernaturas que estaban en sus manos, aunque ganó dos que estaban bajo la batuta de la oposición.

En aquel año dejó de gobernar los estados de Michoacán, Nuevo León y Querétaro. En contraparte, se alzó con la victoria en el 2015 en Guerrero y en Sonora.

undefined