En el cierre de la administración del presidente Felipe Calderón -desde enero del 2011 y hasta septiembre de este año-, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) recibió por concepto de cuotas 221 millones 897,362 pesos.

De acuerdo con estadísticas de la Secretaría de Educación Pública, los montos mensuales (de enero a septiembre de este año) aumentaron el promedio 1 millón de pesos con relación a los montos registrados en el 2011.

A lo largo de las dos administraciones panistas -desde el 2000 hasta septiembre del 2012-, el SNTE ha recibido 1,459 millones 5,593 pesos.

Tan sólo en el gobierno de Calderón -con el corte hasta septiembre, es decir, sin contabilizar el último trimestre de este año-, la organización que dirige Elba Esther Gordillo Morales obtuvo 646 millones 657,363 pesos. Con Vicente Fox obtuvo 812 millones 348,230 pesos en todo el sexenio.

El Estatuto del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, en sus artículos 14 fracción IV y 18, se advierte el porcentaje que cubren los miembros por concepto de cuota es obligatorio y corresponde a 1% del total de su sueldo. Y es que según la fracción IV del artículo 14 se debe contribuir al sostenimiento del organismo sindical, aportando las cuotas que se acuerden o aceptando las deducciones que por este concepto se les hagan.

Con relación al tema de cuotas al SNTE, la organización Mexicanos Primero mantiene una campaña llamada Fin al abuso (que inició en agosto), mediante la cual pretende exigir a las autoridades educativas destinar menos recursos económicos al SNTE y canalizar las economías a la educación.

Y es que dicha organización ha denunciado que el sindicato que lidera Elba Esther Gordillo tiene 22,353 comisionados, quienes cuestan a los ciudadanos 1 millón 700,000 pesos cada año y no cumplen con una función educativa en los planteles.

Entre los argumentos plasmados en la estrategia Fin al abuso, de Mexicanos Primeros y su presidente Claudio X. González, se indican que los recursos que se entregan al SNTE se deberían utilizar para la educación; sin embargo, se emplean para pagar organización territorial que el sindicato y sus secciones manipulan para cumplir con fines de poder y control.

Según las estimaciones de la organización civil hay comisionados que cobran 110,000 pesos, pero no dan clases. En tanto el salario promedio del profesor es de 10,000 pesos. Esto significa -según sus estadísticas- que el pago de comisionados equivale a 65 veces el Programa Nacional de Lectura y el mismo monto de recursos destinados al Programa de Escuelas de Calidad.

[email protected]