Después de tres días de manifestaciones a las afueras de la Cámara de Diputados, integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) decidieron este jueves dar por terminado su plantón. No obstante, han dicho que regresarán.

Las manifestaciones de los disidentes del magisterio nacional tienen que ver con la discusión y eventual aprobación de las leyes secundarias de las reformas a los artículos constitucionales 3, 31 y 73 en materia educativa y la presión que quieren ejercer previo a su aprobación.

Dichas normas son la Ley General de Educación, la Ley General del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros, y la Ley del Organismo para la Mejora Continua de la Educación.

Pese a que estas tres normas debieron de ser aprobadas por el Congreso de la Unión este 12 de septiembre, según los artículos transitorios de las reformas constitucionales, el coordinador de la Junta de Coordinación Política de la Cámara Baja, Mario Delgado, anunció el martes pasado que no había un acuerdo entre las fracciones parlamentarias sobre los textos finales de las normas, por lo que su discusión y aprobación se preveía hasta finales de septiembre.

Entrevistado por El Economista, el vocero de la sección 22 de la CNTE, Wilbert Santiago Valdivieso, aseguró que las demandas de la disidencia magisterial sobre las leyes secundarias son que se deje estipulado el otorgamiento automático de plazas a los egresados de las normales, aunado a que se estipule que no debe haber injerencia de la Iniciativa Privada (IP) sobre la planeación educativa.

Se quiere que “se escriba lo que Andrés Manuel López Obrador ha manifestado en la conferencia matutina (de este jueves) y los elementos muy importantes para las leyes secundarias”.

“Hablamos de que la IP no esté participando en las decisiones para la currícula del país, para el sistema educativo mexicano, para el país. Y en ese término estamos pidiendo que no exista ninguna privatización de la educación, ni los intentos para que la IP esté participando en educación.

Hoy en la mañana, claramente Andrés Manuel López Obrador retomó el caso de Claudio X. González, el interés que tuvieron en educación para generar los negocios”, aseguró.

Ante la pregunta sobre de dónde nace la desconfianza hacia la IP, el vocero de la sección 22 aseguró que ha sido ésta la impulsora de los sistemas de evaluación punitivos.

Los coordinadores del PRI, PRD y Movimiento Ciudadano en la Cámara de Diputados, René Juárez, Verónica Juárez y Tonatiuh Bravo, enfatizaron que se deben tomar acciones ante la CNTE, a la cual acusaron de ser una facción magisterial acostumbrada al chantaje.

Cómo negoció la disidencia

Fue el pasado martes cuando los educadores comenzaron su estrategia de negociación mediante dos flancos.

Antes del amanecer, a las inmediaciones del recinto legislativo de San Lázaro comenzaron a arribar decenas de maestros.

Pasadas las 10 de la mañana de ese día, eran unos 100 asesores técnicos profesionales y alrededor de 1,500 maestros pertenecientes a la sección 22 de la CNTE, de Oaxaca, los que cercaron a la Cámara con tiendas de campaña y lonas.

En tanto, en Palacio Nacional integrantes de la CNTE de Oaxaca, Michoacán y Chiapas mantuvieron un nuevo diálogo con el presidente Andrés Manuel López Obrador, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y el secretario de Educación, Estaban Moctezuma, sobre el adeudo de salarios en Michoacán y las reformas secundarias.

Demandas y compromisos

  • El presidente se ha comprometido a otorgar plazas automáticas a los normalistas.
  • Saldar adeudos salariales a maestros de Michoacán.
  • En Chiapas, donde hay procesos judiciales en contra de maestros, se ha hablado de que desistan de ello.
  • López Obrador ha expuesto ante la CNTE que habrá apertura para que se otorguen plazas de base a los maestros que en la actualidad no la tienen.
  • La CNTE ha expuesto que se debe abrogar en su totalidad la reforma educativa aprobada en el sexenio de Enrique Peña.
  • Por ejemplo, que las evaluaciones a los maestros no sean tomadas en cuenta para la asignación de plazas ni promociones.