Mérida.- El magistrado Marcos Celis Quintal señaló que el caso de Florence Cassez deja varias lecciones para evitar cometer errores que pongan en entredicho el profesionalismo y responsabilidad con los que deben impartir justicia en el país.

En entrevista, el presidente del Poder Judicial del estado consideró que tras la resolución de los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) sobre ese caso, "la exigencia a las autoridades investigadoras deberá ser mucho mayor".

"Las violaciones a los derechos humanos pueden producir el efecto contrario al deseado y en vez de generar una condena hacia al culpable de un delito, puede traer impunidad", consideró.

"El Poder Judicial de Yucatán y de todos los estados queda ante un gran reto al que hay que responder, hay que hacer respetar los derechos humanos de todos los intervinientes en un proceso penal y asegurarse que quien cometa un delito sea condenado", agregó.

También será vital que en el futuro se dicte sentencia cuando ya esté debidamente probada y documentada la culpabilidad del acusado y respetar en todo momento la "presunción de inocencia, a la que tiene derecho toda persona sometida a un proceso judicial", afirmó.

"El Poder Judicial yucateco respeta la decisión de los ministros de la Suprema Corte, pero al mismo tiempo reitera su compromiso con la seguridad de los ciudadanos y el respeto a los derechos de las víctimas", destacó.

"Queda claro que este caso es un llamado muy fuerte de atención para todos y que hay que apostar por un mayor profesionalismo en la aplicación de justicia, para evitar que un crimen quede impune por no llevar el proceso de investigación de la forma correcta", estableció.

mac