De octubre del 2018 a abril se han realizado alrededor de seis caravanas de migrantes que tienen como objetivo llegar a Estados Unidos; actualmente en territorio mexicano permanecen más de 5,800 extranjeros en tránsito por diversos estados, principalmente en Chiapas, que es la puerta de ingreso al país.

En la recta final del gobierno de Enrique Peña Nieto, se emprendieron cuatro caravanas, mientras que en los primeros meses de la administración de Andrés López Obrador se tiene el registro de al menos dos grandes grupos de migrantes compuestos principalmente por originarios de Guatemala, Honduras, El Salvador, aunque también de ciudadanos africanos.

En su calidad de presidente electo, Andrés Manuel López Obrador prometió que a los migrantes extranjeros se les respetarían sus derechos en el paso por territorio mexicano y ofreció otorgarles permisos de trabajo para incorporarse a proyectos como el Tren Maya.

De acuerdo con el gobierno federal, la política migratoria consta de dos principios: el respeto irrestricto a los derechos humanos y el desarrollo social y económico como base de las dinámicas migratorias.

En los primeros tres meses de gobierno de López Obrador, se han deportado a 31,494 extranjeros que entraron de manera ilegal a México.

Primera caravana

El 12 de octubre del 2018, una caravana de 1,600 migrantes salió de Honduras hacia Estados Unidos, a la cual se le sumaron guatemaltecos y salvadoreños. Su objetivo era dejar atrás la pobreza y la violencia de sus países y solicitar asilo al gobierno de Donald Trump.

Tras cruzar la frontera entre Guatemala y México, la caravana ascendió a 7,000 migrantes, por lo que se le calificó de un éxodo.

* Envía gobierno a policías

El 18 de octubre, el todavía gobierno del presidente Enrique Peña Nieto envió a 244 elementos de la Policía Federal a Tapachula, Chiapas. El objetivo, informó, no era parar el avance de la caravana, sino apoyar al Instituto Nacional de Migración (INM) en la atención de los migrantes.

* AMLO ofrece empleo

El entonces presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, ofreció visas de trabajo a los migrantes centroamericanos a partir de que iniciara su administración.

“A partir del día 1 de diciembre vamos a ofrecer empleo, trabajo a migrantes centroamericanos, ése es un plan que tenemos. Quien venga a trabajar en nuestro país va a tener apoyo, va a tener una visa de trabajo”.

Advirtió que su gobierno no atendería el “asunto sólo con deportaciones, con medidas de fuerza, vamos a dar opciones, alternativas”.

Segunda caravana

El 21 de octubre, una segunda caravana de migrantes de alrededor de 1,000 hondureños inició su recorrido con destino a Estados Unidos.

* Se registra enfrentamiento con Policía Federal

En el puente internacional fronterizo de Guatemala con México, la segunda caravana de migrantes intentó ingresar a territorio mexicano. Hubo un enfrentamiento entre la Policía Nacional Civil de Guatemala y los migrantes, quienes rompieron la valla metálica mediante la cual se ingresa a territorio mexicano.

Tercera caravana

El 2 de noviembre, alrededor de 1,500 salvadoreños iniciaron una tercera caravana. Su destino, al igual que las anteriores, era Estados Unidos. A través del Río Suchiate cruzaron de Guatemala a México.

Los integrantes de esta caravana arribaron a Mexicali, Baja California, en marzo pasado. 

* Les ofrecen asilo

Las autoridades mexicanas ofrecieron asilo o retorno a sus países de origen; sin embargo, la mayoría de los migrantes decidió continuar su camino.

Cuarta caravana

El 18 de noviembre, una cuarta caravana de migrantes salió de El Salvador con el objetivo de reunirse con otros migrantes que buscaban ingresar a Estados Unidos huyendo de la violencia y pobreza de su país.

* Detienen a migrantes

Agentes migratorios mexicanos detuvieron a decenas de integrantes de la cuarta caravana que ingresó a México.

De acuerdo con cifras del INM, alrededor de 200 personas fueron detenidas al no contar con la documentación necesaria para permanecer en el país.

Este grupo de inmigrantes cruzó por el Río Suchiate, la misma ruta que habían tomado las otras tres caravanas en su búsqueda de llegar a territorio estadounidense.

Quinta caravana y primera en tiempos de AMLO

Integrada por alrededor de 2,000 migrantes centroamericanos, la primera caravana del año y del sexenio de López Obrador inició su camino con rumbo a Estados Unidos el pasado 15 de enero.

* Ofrece respeto y colocan brazaletes

El presidente de México afirmó que su gobierno ofrecería protección y respeto a los derechos humanos a todas aquellas personas que cruzaran por territorio mexicano.

“Si se introducen a nuestro territorio, hay que garantizarles protección y derechos humanos”.

El Instituto Nacional de Migración se encargó de colocar brazaletes a los migrantes centroamericanos y les otorgó  “tarjeta de visitante por razones humanitarias” con la cual además de comida, pueden acceder a empleo mientras permanecen en suelo mexicano.

* Caravana madre

A finales de marzo, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, aseguró que tenían información de que estaría por formarse una caravana de migrantes, sin precedentes, pues alcanzaría hasta 20,000 centroamericanos y que se denominaría Caravana Madre.

El 14 de abril, cerca de 3,000 migrantes de esa caravana salieron desde Tapachula, Chiapas con el objetivo de llegar a Estados Unidos.

Los ciudadanos procedentes de Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua ingresaron por balsas por el río Suchiate y otros más por el puente fronterizo Rodolfo Robles.

* Ofrece visas migratorias

El gobierno encabezado por López Obrador ofreció otorgar visas migratorias con el fin de reducir el flujo de personas hacia Estados Unidos.

Indicó que su administración tiene proyectos como el Tren Maya en el cual se podría dar empleo a los migrantes.

“Esto atemperará el fenómeno migratorio, es una forma de ayudar, es lo que se está proponiendo: visas que estamos dispuestos a otorgar. Lo hacemos por razones humanitarias porque tenemos la posibilidad de ofrecer empleos”.