El cierre total del puente internacional 1 y la operación parcial del puente internacional 2 en Nuevo Laredo, Tamaulipas, por el nivel creciente del Río Bravo, provocaron la saturación de operaciones del principal cruce terrestre de mercancías entre México y Estados Unidos.

A diario, en promedio 10,613 peatones; 42,185 personas en vehículos de pasajeros, y 2,264 viajeros en autobuses cruzan por esos dos puentes de Nuevo Laredo a Laredo, Texas, según datos del Departamento de Transporte estadounidense.

Al afectarse esas vías, se congestionó una tercera: el Puente Internacional Comercio Mundial, dedicado sólo a vehículos de transporte de mercancías, donde a diario pasa una media de 4,261 contenedores de México a Estados Unidos.

Entre las dos ciudades fronterizas existe un cuarto puente, sólo para el paso de trenes, y por el cual cruzan 900 vagones diario. De México a Estados Unidos, vía Nuevo Laredo, cruzan 32.1% de los contenedores de camiones y 42.3% de los vagones de ferrocarril del total de las operaciones comerciales entre los dos países en ese mismo sentido.

Siempre ha sido necesaria una mayor infraestructura en la frontera. Espero que ahora esto sea la razón para que ya se lleve a cabo, dijo Rafael Urquiza de la Concamin.

La aduana de Nuevo Laredo es la más transitada de América. México exportó por ella mercancías por 20,246 millones de dólares a EU de enero a abril del 2010. La infraestructura fronteriza debiera diversificarse más, y parte de estos esfuerzos se están haciendo en la aduana de Colombia, Nuevo León , dijo Rafael Nava, director de relaciones gubernamentales de Mabe.