La postulación del senador Benjamín Robles, experredista ya, como candidato del PT a la gubernatura de Oaxaca, es una maniobra del PRI para tratar de descarrilar la alianza PAN-PRD, que nominó a José Antonio Estefan Garfias, afirmó Francisco Martínez Neri.

El coordinador de la diputación federal perredista aseguró además que la resolución petista de disolver su participación en la alianza que habían acordado con el PAN y PRD obedece al pago de facturas de ese partido al PRI por haberlo salvado de la pérdida de su registro (como partido político) .

Se trata de actos perfectamente planeados por el PRI, que tienden a descarrilar la alianza PAN-PRD en Oaxaca , afirmó.

Si bien los votos que obtenga el PT pueden terminar por ser útiles al PRI, admitió el perredista oaxaqueño, no le serán suficientes para ganar la elección del próximo 5 de junio.

Descartó luego que la alianza PAN-PRD termine por fracturarse de cara a los comicios en puerta; desde luego que no’’.

Calificó a su vez de desafortunado que Benjamín Robles hasta hace poco tiempo haya sido defensor del gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, y ahora se diga su principal detractor, al renunciar al PRD e inmediatamente convertirse en candidato del PT.

Por separado, el PRD deploró la salida del PT de la coalición que formaron junto con el PAN para competir juntos en las próximas elecciones en Oaxaca.

Esto ocurre luego de que Benjamín Robles no fue elegido como candidato del sol azteca, perdiendo en el proceso frente a José Antonio Estefan Garfias, por lo que renunció al PRD y ahora es el candidato a la gubernatura bajo las siglas del PT.

Más allá de conjeturas sobre el trasfondo de esa candidatura, estamos ciertos de que las decisiones del PT y de Robles cuentan con el beneplácito del PRI-gobierno , expuso el PRD.