Los aspirantes a candidatos independientes en el país se quejan de ir en desventaja con los candidatos partidistas, mientras que el Instituto Nacional Electoral (INE) admite que las reglas para los candidatos ciudadanos están hechas para que éstos no se multipliquen indefinidamente, y los partidos sigan siendo la primera vía de acceso a los cargos públicos.

Entrevistados por El Economista, el precandidato a la alcaldía de Morelia, Michoacán, Alfonso Martínez Alcázar, y el aspirante independiente a jefe delegacional en Miguel Hidalgo, Rodrigo Ocampo Soria, coincidieron en que están en desventaja porque se les requiere más firmas para registrar su candidatura que a un partido para alcanzar el registro; no pueden contratar publicidad, y el tope de gastos de campaña es inferior.

El consejero Benito Nacif aseguró que las reglas tienen el propósito de evitar que se multipliquen sin límite las candidaturas independientes. Así son las reglas, y el INE tiene que cumplirlas, expresó.

La ley tiene disposiciones que establecen requisitos para que los candidatos independientes obtengan su registro, particularmente el de las firmas, y creo que lo que busca la ley con estas disposiciones es que las candidaturas independientes no desborden el marco electoral, y que se siga manteniendo a los partidos políticos como la vía normal, regular, para los cargos de elección.

Y que los candidatos independientes sean una vía más bien de carácter excepcional para los cargos de elección, y busca también la legislación que establece los requisitos, que el electorado se enfrente ante opciones que puede distinguir y que el número de opciones no se multiplique indefinidamente, a esa racionalidad responden las restricciones que existen y que es obligación de este instituto aplicar en los términos establecidos en la ley , expresó.

El aspirante en Morelia, Alfonso Martínez, reprochó que se le requieran 11,124 firmas sustentadas con credencial, y cuyos firmantes tienen que acudir personalmente a la sede electoral, lo cual deja a partidos la posibilidad de operar para impedir, mediante amenazas, que los ciudadanos acudan.

Explicó que en Morelia un candidato partidista podrá gastar en precampaña hasta 600,000 pesos, mientras que un independiente apenas 280,000 pesos.

Rodrigo Ocampo Soria expuso que, su caso, es testigo de que el PRD opera para exigir a los colonos de Miguel Hidalgo que no le firmen a un independiente y no les abran la puerta de las casas.

Hay inequidad desde el punto que como ciudadano buscas una candidatura independiente, te hacen buscar un porcentaje mayor de firmas que lo que le piden a un partido político para registrarse. A un partido político le piden .25% del padrón, y (al candidato independiente) 2% del padrón.

Para los que logramos prosperar (las firmas), el financiamiento en proporción con los partidos políticos es una payasada, una burla, no se diga también en los tiempos de estado en radio y televisión: 70% de la manera tradicional para los partidos grandes, y el otro 30% para todos los candidatos independientes, y los partidos de nuevo registro, entonces, ¿cuánto nos va a tocar si hay 20 candidatos independientes y cinco partidos? Tocará .4% del total de tiempos de radio y televisión. O sea que cuando un partido aparezca 100 veces, nosotros vamos a aparecer .4 veces, eso ya es una cuestión de inequidad , precisó.

La consejera del Instituto Nacional Electoral , Beatriz Eugenia Galindo Centeno, reconoció que los candidatos independientes se encuentran en desventaja , aunque tienen la posibilidad de conseguir el voto nulo.

Sí, definitivamente, en diferentes proceso se ha tratado, a través del voto nulo, de que no salgas a votar, que sea la manera en que los partidos reconozcan que ya estamos cansados y, etcétera, etcétera. Yo creo que ahí está la posibilidad, precisamente, de una manifestación pacífica, que la propia Constitución les está permitiendo tener esa vía de participación y de manifestación , comentó.

jmonroy@eleconomista.com.mx