Con 316 votos a favor, 129 en contra y 23 abstenciones, la Cámara de Diputados aprobó en lo general el dictamen que expide la Ley Federal para la Regulación del Cannabis, y reforma la Ley General de Salud y el Código Penal Federal, por lo que despenaliza el uso lúdico del cannabis.

De acuerdo con el documento aprobado por los diputados federales, se propone despenalizar la posesión de hasta 28 gramos de cannabis para consumo personal, así como expedir permisos para autocultivo.

Durante la discusión, el diputado federal de Morena, Arturo Hernández, sostuvo que la importancia de la resolución del dictamen radica en abordar la regularización del cannabis con un enfoque de derechos humanos.

Asimismo, declaró que diversas experiencias internacionales prueban que varios países alrededor del mundo han permitido el uso del cannabis para ciertos fines, destacando que lo han incluido en su regulación para fines medicinales y otros, incluso para el consumo personal y recreativo.

“El modelo prohibicionista es un modelo que no atiende de raíz el problema de la salud, ni el consumo desde un enfoque de los derechos humanos, un modelo que es necesario cambiar, justamente para garantizar la salud pública. No ha permitido una justa retribución tributaria, ni tampoco ha fomentado la paz, ni la seguridad”, declaró.

La coordinadora parlamentaria del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en San Lázaro, Verónica Juárez, mencionó que el dictamen prohíbe la venta y consumo de cannabis para menores de 18 años, y recordó que el Congreso de la Unión está atendiendo un mandato de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, aplazado por cuarta vez.

Sin embargo, señaló que el dictamen aprobado previamente por las Comisiones Unidas de Salud y Justicia de la Cámara Baja deja que desear, ya que, la Ley Federal que se expide, prevé la atribución de una serie de funciones administrativas a la Comisión Nacional contra las Adicciones, sin otorgarle los recursos necesarios para llevar a cabo estas nuevas tareas, comprometiendo las que ya realiza.

En representación de Acción nacional (PAN), el diputado federal, Marco Antonio Adame, dijo que la aprobación del dictamen promoverá el fácil acceso al cannabis, aumentando su comercialización y distribución.

“Hay quien argumenta que la legalización de la mariguana disminuirá la violencia de los cárteles de la droga, que quede claro legalizarla no resolverá el problema, no hay evidencia empírica, pues el crimen organizado seguirá trabajando con las drogas que les aportan mayores dividendos como la cocaína y el crack, la heroína, o las anfetaminas, el fentanilo”, dijo.

Una vez avalada por la Cámara Baja, esta legislación deberá regresar a la Cámara de Senadores para su revisión y aprobación final, podría crear el mercado de cannabis más grande del mundo por población, por lo que las empresas del ramo se mantienen expectantes.

En los próximos días, el Senado aprobaría la ley que entrará en vigencia una vez publicada en el Diario Oficial. Sin embargo, para su pleno funcionamiento, el Ejecutivo aún debe publicar la normativa en un plazo no mayor de 180 días.

En noviembre de 2020, el Senado aprobó la legalización del cannabis. Sin embargo, la cámara baja pospuso la discusión de la polémica ley, argumentando que necesitaba más tiempo para analizarla.

A fines de 2013, Uruguay se convirtió en el primer país del mundo en legalizar la producción y venta de mariguana. Otros países de la región como Argentina, Chile, Colombia y Perú permiten el uso de cannabis medicinal.

Potencial mercado

La normativa plantea otorgar al Estado la función de emitir cinco tipos de licencias para controlar alguno de los actos relacionados con el cultivo, transformación, venta, investigación y exportación o importación de mariguana.

La Ley General para la Regulación del Cannabis, propuesta por Morena, estipula que se permitirían hasta 28 gramos de posesión. Si alguien es encontrado con entre 28 gramos y 200 gramos de mariguana sin autorización, se le impondrían multas y una tenencia mayor a los 200 gramos acarrearía sanciones penales.

Sin embargo, los legisladores aún deben aprobar decenas de artículos reservados que podrían generar cambios a la norma.

Nos preocupa mucho que se permita la integración vertical dejando el camino libre a las grandes empresas extranjeras y obstaculizando el camino a productores de las comunidades; el dictamen busca convertir el uso de sustancias en un negocio y no en un derecho", opinó Ana Lucía Riojas, diputada independiente.

En cuanto a la comercialización, la normativa permite a las personas y empresas vender cannabis a mayores de edad en establecimientos autorizados. El Estado establecerá los niveles máximos de THC (sustancia psicoactiva de la mariguana) y CBD (cannabidiol).

Además, se plantea que el cáñamo sea regulado de forma distinta al cannabis psicoactivo. La planta es usada por su fibra resistente, como combustible ecológico, para elaborar celulosa de papel y por sus semillas ricas en omega 3.

Algunos actores de la industria como Khiron Life Sciences , Canopy Growth y The Green Organic Dutchman , de Canadá; y la californiana Medical Marijuana, Inc. , dijeron recientemente estar ansiosos por acceder a México que, con sus 126 millones de habitantes, se perfila como la plaza más grande de un multimillonarios mercado.

Desde que asumió en diciembre de 2018 el presidente, Andrés Manuel López Obrador, puso sobre la mesa el tema de la despenalización de la mariguana y otras drogas, como parte de su estrategia para combatir al poderoso crimen organizado que ha enlutado a decenas de miles de familias mexicanas.

Con información de Reuters.

kg