A un año del asesinato de Rodolfo Torre Cantú, quien fuera candidato del PRI a la gubernatura de Tamaulipas, el presidente Felipe Calderón reveló que dos de las armas que dispararon al político pertenecen a las corporaciones policiacas del estado.

Una de esas armas por ejemplo, estaba registrada a nombre de la policía estatal y asignada a un municipio, no me acuerdo exactamente a cuál, y la otra era una de la policía municipal de Reynosa. Una de ellas se reportó en su tiempo como robada , detalló.

El Primer Mandatario reconoció que el asesinato del entonces candidato priísta es el homicidio más delicado en términos políticos que hayan ocurrido durante su administración.

Y estamos aún en falta precisamente por no haber dado a la luz a los actores materiales e intelectuales. Ha habido avances importantes, según me ha reportado la Procuradora aunque ciertamente el caso me parece que pasó un lapso de cierto marasmo hace algunos meses , sentenció.

[email protected]