El presidente Felipe Calderón recibió este miércoles a Cinthia Salazar y Martín Almanza, padres de los niños Martín y Bryan, que fallecieron durante un enfrentamiento entre militares y personas vinculadas al crimen organizado en Tamaulipas.

En la residencia oficial de Los Pinos, el mandatario expresó su interés por conocer la verdad y afirmó que se mantiene atento al desarrollo de la investigación que, de manera objetiva y con estricto apego a la ley, aclare los hechos ocurridos y deslinde las responsabilidades correspondientes.

En la reunión, los padres de las víctimas relataron los hechos en los que murieron los menores de edad y expresaron su deseo de que se haga justicia.

El Ejecutivo federal reiteró sus condolencias y ofreció al matrimonio Almanza Salazar auxilio en la atención médica y psicológica que pudiera requerir su familia.

Calderón Hinojosa estuvo acompañado por su esposa Margarita Zavala, así como por su secretario particular, Luis Felipe Bravo Mena.

El 3 de abril de 2010, en Ciudad Mier, Tamaulipas, los niños Bryan Almanza, de 5 años, y su hermano Martín, de 9, perdieron la vida mientras que otras siete personas resultaron heridas cuando se dirigían con su familia a la playa de Matamoros, durante un incidente que aún se investiga.

apr