El secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, anunció la detención de Jonathan “N”, alias el Kalimba, el tercer implicado en la desaparición de los tres estudiantes de cine, Javier Salomón Aceves, Marco Francisco Ávalos y Jesús Daniel Díaz, ocurrida en Tonalá, Jalisco, el pasado 19 de marzo.

En un mensaje a medios, Navarrete Prida dijo que ya se han cumplimentado tres de las cuatro órdenes de aprehensión contra los presuntos autores de la desaparición de los jóvenes estudiantes de la Universidad de Medios Audiovisuales (CAAV), los cuales —de acuerdo con la Fiscalía del estado— fueron llevados a una finca del Cártel Jalisco Nueva Generación en la colonia Rancho de La Cruz, donde supuestamente fueron asesinados y sus cuerpos diluidos en ácido.

El secretario Alfonso Navarrete explicó que al detenido, Jonathan “N”, se le dio seguimiento de inteligencia, investigación y de campo, trabajos desarrollados por la Policía Federal, lo que permitió conocer que —luego de los hechos de Tonalá— se trasladó al municipio de Manzanillo, Colima; posteriormente a Ixtapa Zihuatanejo, Guerrero, y finalmente a Metepec, Estado de México, lugar donde fue asegurado la madrugada de justo cuando cometía el delito de extorsión.

“Para evitar la acción de la justicia, Jonathan ‘N’ cambió su nombre por el de César Arnoldo; sin embargo, derivado de que se conocía su verdadera identidad, pudo ser detenido. Además, se tenía conocimiento de que participaba activamente en una célula delictiva de un grupo criminal (el Cártel Jalisco Nueva Generación), y es señalado por sus cómplices de participar presumiblemente en secuestros, homicidios y desaparición de cuerpos”, mencionó Navarrete Prida.

El titular de la Secretaría de Gobernación precisó que ya se da seguimiento por parte de las autoridades estatales y federales a un cuarto implicado.

“Sin duda alguna la detención de esta persona es un avance muy importante en el esclarecimiento total de la desaparición y presumiblemente homicidio y desaparición de los cuerpos de estos tres jóvenes, que todos lamentamos, y que el camino que sigue es hacer justicia”, comentó el funcionario federal.

Finalmente, dejó en claro que la investigación por este hecho recae en la Fiscalía de Jalisco, en acompañamiento de las autoridades federales, las cuales han puesto a disposición, dijo, apoyo en materia de criminalística, fotografía, huellas, genética, química, cadena de custodia, y técnicas de búsqueda y localización para el avance de las pesquisas.

“La respuesta y avance en lo que es la investigación le corresponde al gobierno del estado de Jalisco, y desde luego en estrecha coordinación con las víctimas, familiares de los tres jóvenes desaparecidos”, concluyó.