La PGR desarticuló una banda dedicada a la falsificación de billetes, que eran distribuidos en diversos estados, principalmente en el sureste y centro del país (Veracruz, Estado de México y Distrito Federal).

El subprocurador de la PGR, Gustavo Salas, explicó que el pasado 17 de diciembre, a través de la Subprocuraduría Especializada en Investigación en Delincuencia Organizada, y en coordinación con la Policía Federal y el Banco de México, se logró la aprehensión de ocho personas.

Informó que en dichos inmuebles se aseguraron 1,069 billetes apócrifos de diferentes denominaciones, principalmente de 500 pesos, así como herramientas para su elaboración. En uno de los domicilios, ubicado en el barrio de Tepito, se decomisaron también 15 kilos de presunta mariguana y 200 gramos de heroína.

Alejandro Alegre, director general de Emisión del Banco de México, explicó que los billetes apócrifos de 500 y 1,000 pesos comenzaron a detectarse en bancos de la ciudad de México en septiembre del 2012.

Puntualizó que este caso representa 18% aproximadamente de las piezas falsas que se han detectado en instituciones bancarias durante el 2015.