El titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Raúl Plascencia Villanueva confirmó el buen estado físico del vocero del movimiento #YoSoy132 en Ensenada Baja California, Aleph Jiménez Domínguez y explicó que no fue víctima de desaparición forzada, sino que viajó a La Paz para encontrar refugio, ya que se encontraba asustado luego de ser detenido.

En entrevista, luego de inaugurar en Seminario de Derechos Humanos y el Acceso a la Justicia Ambiental, celebrado en el museo Historia y Tolerancia del edificio de la Cancillería, explicó que Aleph fue detenido el 15 de septiembre por elementos de la policía municipal, junto con otros 18 integrantes del contingente, y liberado horas más tarde.

Debido a que temió por su integridad física decidió trasladarse a la Paz, Baja California y refugiarse unos días. Posterior a ello viajó a la ciudad de México para levantar una queja en la CNDH por presuntas violaciones a sus derechos humanos y para pedir asesoría a esta Comisión.

ana.langner@eleconomista.mx