La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) presentó una solicitud ante la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres para que se declare la alerta de género en el estado de Puebla.

La solicitud, precisó la CNDH, es “con el fin de que se implementen medidas urgentes de frente al contexto de violencia feminicida en esta entidad”.

De acuerdo con un comunicado difundido por la Comisión, el 20 de octubre pasado, su titular Luis Raúl González Pérez solicitó a la presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), Lorena Cruz Sánchez, quien a su vez preside la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional, que se declare la alerta de género en Puebla.

“Lo anterior, basado en el hecho de que las defunciones por homicidio de mujeres en Puebla han aumentado desde el 2013; no obstante, las averiguaciones previas iniciadas por feminicidio durante los últimos tres años han sido comparativamente pocas”. Tan sólo durante el 2017, según fuentes hemerográficas, se habrían registrado hasta septiembre 83 feminicidios, se indicó.

En tanto, el gobernador José Antonio Gali presentó un plan para erradicar la violencia de género en la entidad; entre las acciones que se tomarán destaca la presentación de una ley contra el acoso y hostigamiento sexual que tipificaría “como conductas constitutivas de delito los actos no verbales, como gestos obscenos, captación de imágenes o videos sin consentimiento, exhibicionismo y contacto corporal de carácter sexual”.

Cárteles mexicanos, una amenaza: DEA

Los cárteles mexicanos siguen siendo la mayor amenaza de drogas a EU y su dominio del mercado se expandirá aún más gracias a alianzas con grupos criminales locales y pandillas, estimó la DEA.

En su Evaluación Nacional de Amenazas de las Drogas 2017, la agencia identificó al cártel de Sinaloa, a Jalisco Nueva Generación, Juárez, del Golfo, Los Zetas y los Beltrán Leyva como las organizaciones con mayor presencia en el mercado de Estados Unidos.

“Cada una de estas organizaciones criminales transnacionales mantiene células de distribución en ciudades designadas a lo largo de EU y reportan directamente a sus líderes en México o indirectamente a través de intermediarios”. (Notimex)