El gobierno federal, en coordinación con PAN, PRD y PRI, harán un nuevo intento por aprobar una ley general de partidos, que regule la actuación de dichos Institutos.

En el sexenio pasado, la propuesta fue planteada como parte de la llamada ley para la reforma del estado, que se promovió desde el mismo Congreso, pero no tuvo el respaldo necesario. Como parte de la reforma electoral aprobada en el 2007, se incluyeron aspectos como la transparencia para partidos. En aquella ocasión se estipuló que sería a través de solicitudes de acceso a la información que podía hacer la ciudadanía a través del Instituto Federal Electoral (IFE).

Actualmente se perfila establecer la obligación constitucional para partidos políticos de transparentar sus recursos públicos, como parte de la reforma que robustecería al IFAI, y que en días pasados, aprobó el Congreso de la Unión. Está pendiente que sea ratificada por la mayoría de los congresos estatales.

El Pacto por México contempla el impulso de una ley de general de partidos: Los partidos políticos requieren de un marco jurídico que genere mayor certidumbre, transparencia y estabilidad al sistema político. De igual forma, los procesos electorales tienen que ser más baratos y más transparentes .

Para lograr ese fin, gobierno y partidos proyectan aprobar una ley general de partidos, que otorgue un marco jurídico estable y claro a la actuación de los mismos, tanto en tiempos electorales como en tiempos no electorales.

También se pretende aprobar una reforma electoral que atienda temas como: la reducción y la transparencia del gasto de los partidos; y la disminución en el monto de los topes de campaña. Asimismo, se busca incorporar, como causales de nulidad en una elección: el rebase de topes de campaña, la utilización de recursos al margen de las normas que establezca el órgano electoral y la compra de cobertura informativa, en cualquiera de sus modalidades periodísticas.