La Comisión Jurisdiccional de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) aprobó iniciar el proceso de remoción del delegado en Tláhuac, Rigoberto Salgado (del partido Morena), ante los señalamientos de una presunta relación con la delincuencia organizada.

Durante la reunión de esta instancia legislativa, encabezada por el diputado Jesús Armando López Velarde Campa (Convergencia), también se determinó que los titulares de la Secretaría de Gobierno, Seguridad Pública, Procuraduría General de Justicia, Contraloría e incluso del Centro de Coordinación, Comando, Control, Comunicaciones y Cómputo comparezcan en la ALDF para que hagan sus aportaciones sobre el caso.

“Tendrán que venir porque no es una invitación, es un procedimiento jurisdiccional y tenemos que escuchar la verdad de ellos y mejorar y enriquecer toda la información que se tenga. (Que) todo el mundo sienta que la comisión jurisdiccional no va a solapar una actitud que atente contra la garantía y seguridad de los capitalinos”, aseguró López Velarde Campa durante la reunión.

Además, este jueves se notificó al delegado, quien tendrá cinco días como máximo para presentarse a comparecer nuevamente, lo cual puede hacerlo de forma presencial o por escrito para presentar sus alegatos de los hechos ocurridos el pasado 20 de julio, cuando murió Felipe de Jesús, alias el Ojos, y sus presuntas vinculaciones con el crimen organizado, específicamente el cártel de Tláhuac.

La próxima semana, cuando haya una ruta de trabajo en la que se programen las fechas en las que acudirán los funcionarios de la administración local, comenzará el lapso de 55 días para que la iniciativa, sobre la posible destitución del delegado, se presente ante el pleno del recinto legislativo.

Cabe mencionar que esta será la segunda remoción que hace la ALDF de un delegado, la primera fue de Octavio Flores, delegado en Gustavo A. Madero, en el 2004, por un fraude de 32.1 millones de pesos que cometió con el empresario Carlos Ahumada.

ral