Los grupos de autodefensa aceptaron ayer integrarse al Ejército como Cuerpos de Defensa Rurales; estarán bajo el mando del presidente Enrique Peña Nieto o del secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda, y -sin goce de salario- se someterán a las reglas del Ejército Mexicano para su reclutamiento y operaciones en acciones en contra de la delincuencia, únicamente dentro sus comunidades. La Sedena podrá, cuando lo juzgue conveniente y en cualquier momento, desintegrarlos.

El comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, Alfredo Castillo; el gobernador de Michoacán, Fausto Vallejo; y el líderes de autodefensas de Churumuco, Nueva Italia, La Huacana, Parácuaro, Tancítaro, Coalcomán, Aquila y Coahuayana, firmaron un acuerdo de ocho puntos, por el que los guardias comunitarios del estado dependerán del Ejército Mexicano.

En el evento, el comisionado Castillo Cervantes estimó que el acuerdo es un primer paso, aunque decisivo, para el cumplimiento de la estrategia en favor de la seguridad y el desarrollo de Michoacán, ya que permitirá devolver progresivamente la normalidad a la entidad.

El acuerdo establece que los ciudadanos que se integren a dichos cuerpos dependerán de la autoridad federal y estatal, quienes les proporcionarán materiales para su operación, mientras que ellos tendrán que registrar sus armas ante la Secretaría de la Defensa Nacional.

De acuerdo con el artículo 15 del Instructivo para la Organización, Funcionamiento y Empleo de los Cuerpos de Defensa Rurales, el mando supremo de los Cuerpos de Defensas Rurales corresponde al Presidente de la República, quien lo ejercerá por sí o por conducto del Secretario de la Defensa Nacional .

El documento precisa que será la Sedena la que se encargará de la organización, adiestramiento y empleo de dichas unidades, y las Defensas Rurales cooperarán con el Ejército y la Fuerza Aérea en auxiliar a las tropas (…) como guías, exploradores y estafetas en la persecución, captura y consignación de trastornadores del orden y seguridad pública, tales como: abigeos, bandoleros, narcotraficantes, talamontes y otros delincuentes .

El artículo 73 precisa que cuando una Unidad de Defensas Rurales reciba órdenes de autoridades militares para auxiliar en la aprehensión de delincuentes, su actuación se concretará en ?apoyar a la policía, dejando que ejecute la acción.

Si algún miembro de los rurales se enfermeda o accidenta, podrá ser atendido en los escalones sanitarios del Ejército e incluso su viuda o hijos podrán percibir la indemnización. Sin embargo, el artículo 6 del instructivo indica que los servicios de los ejidatarios en los Cuerpos de Defensas Rurales serán prestados sin retribución alguna .

El artículo 110 es claro sobre el fin de las autodefensas legales: La Secretaría de la Defensa Nacional procederá al desarme y desintegración de los Cuerpos de Defensas Rurales cuando ya no estime necesaria su colaboración o cuando los mandos territoriales así lo propongan, exponiendo las causas que motivaron su determinación .

Cuando algún autodefensa cometa alguna falta podrá ser amonestado o destituido del cargo y dado de baja de la institución, a juicio del Consejo de Honor que se forme, sin perjuicio de su consignación a las autoridades judiciales competentes, cuando resulte comisión delictuosa de la competencia del Fuero de Guerra, o del federal o común.

Finalmente, el artículo 105 del instructivo precisa que los uniformes, escudos, distintivos e insignias, así como las características de las banderas, estandartes y guiones para uso de los Cuerpos de Defensas Rurales serán fijadas por la Sedena.

ANTECEDENTES

Colombia es el único referente donde surgieron antes grupos de autodefensa. Las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), una organización paramilitar compuesta por políticos, militares, ganaderos, empresarios y ciudadanos, surgió a finales de 1999 y su principal objetivo era, en principio, combatir a la guerrilla de las FARC, aunque terminaron siendo financiadas por el narcotráfico, por secuestros y extorsiones, e incluso se le vinculó con el asesinatos a indígenas, sindicalistas y militantes de grupos políticos de izquierda.

Ayer por la noche, Miguel Ángel Osorio Chong, convocó a diversos secretarios de Estado, entre ellos Rosario Robles (Sedesol), Emilio Chuayffet (SEP) Pedro Joaquín Coldwell (Sener), Mercedes Juan López (Ssa), al subsecretario de Prevención de la Segob, Roberto Campa y Aurelio Nuño (Presidencia), para abordar las acciones a realizar para aplicar los 250 millones de pesos del Programa de Prevención del Delito en la entidad.

Después del acuerdo

SU OBJETIVO SIGUE SIENDO APATZINGÁN

Estanislao Beltrán, vocero del Consejo General de Autodefensas de Michoacán, aseguró que el acuerdo no frenará el avance de los civiles armados en los municipios afectados por el crimen organizado, aunque, aclaró, ahora se hará en conjunto con la Policía Federal y el Ejército Mexicano, quienes anteriormente sólo los custodiaban.

En el mismo sentido se pronunció Hipólito Mora, líder de autodefensas de La Ruana, quien dijo que se seguirán expandiendo, y uno de sus objetivos es el municipio de Apatzingán, bastión de la organización criminal Los Caballeros Templarios.

Hipólito Mora reiteró que no dejará las armas por el momento, aunque dijo que serán más discretos al momento de portarlas.

Tanto Hipólito como Estanislao se congratularon con el acuerdo que se firmó con la autoridad federal y dijeron estar confiados en que se cumplan los ocho puntos que se enlistaron. Estamos dándole un voto de confianza al gobierno al armar este acuerdo y esperemos que nos cumpla .

Sobre las denuncias en contra de 42 integrantes de las autodefensas en el municipio de Aquila, detenidos por portación de arma de fuego, explicó Estanislao Beltrán que el gobierno verificará la responsabilidad de cada uno de ellos, y si existe delito y se comprueba, lo tendrán que pagar ante la justicia.

Mora y Beltrán manifestaron que están contentos con la detención de Dionicio Loya Plancarte, uno de los líderes de Los Templarios; sin embargo, reiteraron que aún faltan otras cabecillas como Nazario Moreno, alias El Chayo, quien supuestamente fue abatido durante el sexenio pasado; además de Servando Gómez La Tuta, y Enrique Plancarte El Kike. (Con información de Verónica Macías)

El ACUERDO

  • Las autodefensas se institucionalizan al incorporarse a los Cuerpos de Defensa Rurales. Para ello, los líderes deben presentar una lista con los nombres de sus integrantes, los cuales serán validados con la formación del expediente respectivo, controlado por la Sedena. Estos cuerpos serán temporales y estarán bajo el mando de la autoridad en términos de las disposiciones aplicables.
  • Para la protección de sus comunidades, personal de las autodefensas podrá formar parte de la Policía Municipal, siempre y cuando acrediten los requisitos de ley.
  • Las autodefensas se obligan a registrar las armas que poseen o portan ante la Sedena.
  • El SESNSP o, en su caso la Sedena, se compromete a dotarlos de las herramientas necesarias para su comunicación, traslado y operación.
  • En los municipios en conflicto llevarán a cabo una auditoría del uso de los recursos públicos.
  • Se establece la rotación de los agentes del Ministerio Público federal y local, y la instrumentación de unidades móviles de Ministerio Público.
  • La Comisión para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán se compromete a mantener comunicación permanente con las autoridades municipales.
  • Para el caso de las personas detenidas por portar armas y que se encuentran en libertad provisional bajo caución, se harán gestiones para que puedan firmar en Michoacán, sin tener que trasladarse a otras entidades federativas.