Se agudizó la crisis institucional en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), al no prosperar ayer una salida entre el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar, y los cinco magistrados que removieron a José Luis Vargas Valdez como presidente de dicho tribunal. Incluso, los cinco magistrados desairaron una reunión a la que había convocado Valdez.

El ministro Arturo Zaldívar ofrecerá este viernes una conferencia de prensa para abordar las aristas de este tema.

Se cumplirán hoy 48 horas de la inédita sesión en la que los magistrados Felipe de la Mata Pizaña; Janine Otálora, Reyes Rodríguez; Indalfer Infante y Felipe Fuentes Barrera, aprobaron la destitución de Valdez como su presidente por diversas inconformidades sobre su proceder institucional, y nombraron Reyes Rodríguez Mondragón como nuevo titular del TEPJF.

El ministro Zaldívar, quien por la mañana sostuvo una reunión en Palacio Nacional con el presidente Andrés Manuel López Obrador, se reunió con los cinco magistrados para buscar una salida a la crisis institucional. “El diálogo será la vía para la construcción de acuerdos y la salvaguarda de la institucionalidad. Ante la situación del TEPJF privilegiaremos el bien de México sobre las ambiciones personales”, expresó el ministro tras el encuentro.

Más tarde, José Luis Vargas convocó a una reunión privada a los otros seis jueces electorales, pero sólo la magistrada Mónica Soto expresó su intención de participar. “El magistrado presidente José Luis Vargas Valdez dejó abierta la posibilidad de recibir alguna propuesta de fecha y hora que las y los magistrados del pleno quisieran hacer para reunirse y poder encontrar soluciones a la problemática de la institución”, se informó.

Para esa hora se confirmó que José Luis Vargas interpuso ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación el escrito con la controversia dentro del poder Judicial, relativo a la situación de crisis por la que atraviesa la Sala Superior del Tribunal Electoral. Solicitó una suspensión de parte de la Corte, mientras se discute el fondo del asunto, para que se le permita seguir presidiendo el tribunal electoral.

En diversas entrevistas, el magistrado Vargas Valdez insistió que no fue válida ni legal su remoción, aunque dijo estar dispuesto a una salida negociada con sus pares, e incluso a renunciar al cargo si así lo hicieran el resto de los seis integrantes de la Sala Superior, como lo planteó el presidente López Obrador.

“Yo creo que independientemente de esta crisis constitucional que se ha provocado, debe tener una salida jurídica, también creo que tiene que tener una salida política”, sostuvo.

Acatarán orden de la Corte

Por su parte, el magistrado Reyes Mondragón, nombrado presidente del Tribunal, expuso que ese órgano no está “roto” e indicó que respeta el derecho de Vargas de acudir a la Corte. También manifestó estar dispuesto a acatar un eventual pronunciamiento del máximo tribunal sobre este asunto.

“No es un tribunal roto, no es un tribunal partido. Fue una decisión de cinco integrantes del pleno, es una mayoría calificada, fue por unanimidad de los presentes en la sesión. Lo que sigue es reconstruir el trabajo al interior, generar los consensos y colectivamente llevar al tribunal a un objetivo común: que es el ejercicio independiente en la resolución de conflictos electorales, legitimar y pacificar todos aquellos donde haya diferencias entre los partidos políticos”, sostuvo.

El magistrado Reyes Rodríguez aseguró que el mensaje de Twitter que exhibió el presidente López Obrador, corresponde a un acto de hackeo a su cuenta de esa red social el año pasado, hecho que denunció ante la Fiscalía General de la República (FGR).

“Fue un montaje para desacreditar mi labor en el TEPJF y a mi persona.  Reitero mi profundo respeto a la persona y a la investidura del presidente de la República. Denuncié los hechos 09/10/20”, dijo.

“Tienen fundamento”

La magistrada presidenta del Tribunal Electoral del Estado de Aguascalientes, Claudia Eloisa Díaz de León González, consideró válida y legal la decisión de cinco magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) de remover como su presidente a José Luis Vargas, y nombrar en su lugar al magistrado Reyes Rodríguez Mondragón.

“Claro que tienen fundamento, y lo expresaron en la mesa (los magistrados). El pleno sí tiene las facultades de remover al Presidente, por supuesto. También está la norma que establece el periodo de cuatro años que dura el encargo de un presidente, pero también existen las facultades para removerlos. Si es en sesión pública o en sesión privada, eso ya es harina de otro costal”, mencionó.

Y aprovecha AMLO para insistir en reforma

La crisis y descomposición en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) tras la remoción de José Luis Vargas como su presidente, a quien sustituyó Reyes Rodríguez Mondragón, hace necesario reformar la Constitución en materia electoral, afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Sí es una situación grave, lo cual amerita que haya una reforma constitucional para limpiar los dos organismos, el (Instituto Nacional Electoral) INE y el tribunal. Y, luego, lo que cuestan. Ganan como dos, tres veces más que yo y están colmados de atenciones, de privilegios”.

Durante la conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional, el mandatario mexicano dijo que “ya es tiempo de que las cosas cambien”, porque tanto el TEPJF como el INE son “un pendiente del antiguo régimen autoritario, corrupto; es lo que se heredó”.

Por dignidad y respeto a los ciudadanos, estimó, todos los magistrados y consejeros electorales deberían de renunciar debido a que su conducta es “completamente inmoral”.

López Obrador aseguró que la remoción del presidente del Tribunal Electoral prueba que él no interviene en las decisiones del máximo órgano electoral, como lo hacían sus antecesores.

“Anteriormente, el INE estaba subordinado al presidente, el tribunal dependía del presidente, el poder Legislativo, el poder Judicial, la Fiscalía. Y todavía nuestros adversarios, los del bloque conservador, hablan de dictadura, cuando nunca en la historia reciente había habido tanta libertad y respeto a otros poderes. Nunca”. (Rolando Ramos)

jorge.monroy@eleconomista.mx