La Presidencia de la República defendió que la casa de Ixtapan de la Sal que adquirió el mandatario Enrique Peña Nieto se hizo de manera legal, y que fue incluida como parte de sus declaraciones patrimoniales, tanto como gobernador del Estado de México como en su calidad de jefe del Ejecutivo federal.

Mediante un comunicado emitido en las primeras horas de reacción a lo publicado por The Wall Street Journal, la dependencia expuso que las empresas mexicanas o extranjeras que cumplan los requisitos legales pueden participar en los procesos de contratación con el gobierno.

La constructora a que se refiere la nota participó en términos de la ley aplicable en los procesos de contratación, y los mismos fueron resueltos conforme a la ley por los servidores públicos encargados de dichos procesos. Al presidente de la República no le corresponde participar en los procesos de asignación de contratos , argumentó la institución.

Asimismo, la Presidencia detalló, a modo de contexto, que a través de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes en lo que va de la actual administración -que inició el 1 de diciembre del 2012- se han otorgado 6,534 contratos a más de 4,000 empresas y, asegura la institución, en los términos de la legislación aplicable y por los servidores públicos encargados de ello.

El martes pasado, el diario estadounidense The Wall Street Journal reportó que Roberto San Román Widerkehr le vendió una propiedad a Enrique Peña Nieto en el Club de Golf de Ixtapan de la Sal, en Estado de México, cuando éste último se desempeñaba como gobernador de la entidad. La empresa constructora llegó a ser contratista durante la administración del mexiquense.

Cabe destacar que poco después de asumir la Presidencia de la República, el 16 de enero del 2013, Peña Nieto hizo pública su declaración patrimonial, en la que reportó la propiedad de nueve bienes inmuebles: cuatro casas, cuatro terrenos y un departamento.

De los nueve inmuebles reportados entonces, seis se registraron como donados, uno como herencia y dos adquiridos de contado.

Revela la revista quién

Contratista y Peña son compadres

Derivado del artículo del diario The Wall Street Journal sobre una casa del mexiquense Enrique Peña Nieto en Ixtapan de la Sal, se difundió información sobre su cercanía con la familia San Román.

La revista Quién detalló en su sitio electrónico que en el año 2005 se publicó información -entre ello una foto- sobre la primera comunión de la hija mayor de Peña Nieto, en la que el padrino habían sido Roberto San Román Dunne, el dueño de la empresa que le vendió una casa en Ixtapan de la Sal al mandatario.

La publicación puntualizó que, en ese año, la hija del entonces gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, y de su fallecida esposa, Mónica Pretelini, recibió la eucaristía junto con su primo y que la recepción fue en los jardines, propiedad de San Román Dunne. (Redacción)