Será la tarde de este jueves cuando se reanude la audiencia inicial del empresario Alonso Ancira, dueño de Altos Hornos de México, debido a que anoche presentó una descompensación hipoglucémica.

El juez de control del Reclusorio Norte decretó un receso hasta las 13:00 horas de este jueves, debido a que Ancira tuvo que ser revisado en la audiencia inicial de las 23:00 horas de ayer por paramédicos, quienes diagnosticaron que el empresario sufrió una descompensación en las últimas horas.

El empresario dueño de Altos Hornos de México (AHMSA), llegó ayer a México extraditado desde España en cumplimiento de una orden de aprehensión en su contra por la venta, en 2017, de la planta Agro Nitrogenados, a Petróleos Mexicanos (Pemex), presuntamente con un sobre costo de 200 millones de dólares.

El empresario de nacionalidad mexicano-estadounidense fue detenido el 28 de mayo del 2019 en Mallorca, España, donde permaneció un año en libertad condicional, luego de pagar una fianza de un millón de euros (25 millones de pesos), lo que le permitió enfrentar en libertad el proceso de extradición en su contra.

Fue trasladado desde España a México en un jet matrícula XB-NWD de la Fiscalía General de la República (FGR). El traslado se realizó desde la base aérea de Sant Joan Air, Palma de Mallorca, con una escala en el aeropuerto internacional de Halifax Stanfield en Canadá, desde donde finalmente partió rumbo a la Ciudad de México, a donde llegó ayer cerca de las 17:11 horas.

Se le practicó un examen médico en un hangar de la FGR, donde manifestó su interés en seguir en libertad su proceso por el riesgo de contagio en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México.

La FGR imputa a Alonso Ancira en un acto de soborno al exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, con 3.5 millones de dólares depositados a la empresa Tochos Holding, para que Petróleos Mexicanos adquiriera de AHMSA la planta de Agro Nitrogenados S.A. de C.V., localizada en el complejo de Pajaritos, Veracruz.

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, dijo sobre la extradición de Ancira: “tendrá que enfrentar un proceso penal (...) que devuelvan lo que fue materia de corrupción y que enfrente su proceso; que se devuelva al erario lo que ilícitamente se llevaron y no les corresponde”.

jorge.monroy@eleconomista.mx