El secretario de Salud en el Distrito Federal, Armando Ahued Ortega, anunció que en esta semana se extenderán de 19 a 30 los puestos de vacunación contra influenza, en las estaciones del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro.

Entrevistado en el marco de la presentación de la Red de Transferencia de Tecnología para la Atención de las Adicciones, reconoció que aunque se han incrementado los casos de todos los tipos de influenza, sobre todo de la A(H1N1), "no es una situación de alerta".

Abundó que es normal este comportamiento de influenza considerada estacional que tiene como resultado en esta capital 290 casos, de los cuales 267 corresponden a la A(H1N1); hay ocho defunciones, de éstas siete fueron por ese tipo de influenza y una por el virus tipo B, pero en todos los casos no se vacunaron.

Destacó que la vacuna es altamente efectiva y que ya se han aplicado más de 700,000 dosis, y aseguró que hay suficientes.

Dijo que es muy importante que se vacunen las e mbarazadas, los menores de cinco años, personas con diabetes, hipertensión, asma, obesidad mórbida y personas con cáncer y VIH/Sida, además de que no se deben vacunar las personas que son alérgicas al huevo.

Ahued Ortega exhortó a abrigarse, no automedicarse y asistir al médico, pues reiteró que la diferencia entre la vida y la muerte es la atención oportuna para evitar complicaciones como la insuficiencia respiratoria.

Recordó que se pidió a la Secretaría de Educación Pública (SEP) que se identifique a los niños para que sean atendidos y no contagien a sus compañeros.

Indicó que a diferencia de Estados Unidos y Canadá, en México el virus predominante es el A(H1N1) y en los otros dos países es el H3N2.

Añadió que el aumento de los casos de influenza es normal, no hay alarma, y que en marzo próximo se espera que empiecen a disminuir los casos de esta enfermedad.

MIF