Durante la contienda electoral que convocó ayer a 30.4 millones de ciudadanos a votar, el PRI logró un triunfo seguro en ocho de las 12 gubernaturas que estuvieron en juego; sin embargo, sus triunfos fueron empañados por la alianza PAN-PRD que cumplió su cometido en dos de los cinco estados en los que se aliaron para lograr sacar al tricolor del gobierno:

Oaxaca y Puebla no serán gobernados más por el PRI; al cierre de esta edición, el conteo rápido de sus respectivos institutos electorales daba la ventaja a Gabino Cué sobre Eviel Pérez, en Oaxaca y a Rafael Moreno Valle en Puebla.

Mientras que Sinaloa, conforme avanzaron las horas se fue apretando también en favor de la alianza PAN, encabezada por Mario López Valdéz (Malova), en contra de Jesús Vizcarra, con 50.6 contra 47.3% con 30.45 por ciento.

De los estados que jugaron ayer para renovar a su Gobernador, Oaxaca y Puebla, ocupan el segundo y tercer lugar en número de votantes, y ninguno de los dos ha sido gobernado por un partido diferente al PRI. Ambos estados actualmente son encabezados por polémicos priístas: Ulises Ruiz, en el primero, y Mario Marín, mejor conocido como el Gober Precioso, en el segundo. En Hidalgo la alianza del blanquiazul y PRD fue derrotada con amplia diferencia; pero Durango empezó a cerrarse con el avance de la jornada.

El PRI mantiene Chihuahua y Veracruz, este último con acusaciones graves que del PAN en el sentido de una presunta inhibición del voto por parte de hombres encapuchados. Además, el tricolor recupera Tlaxcala, Aguascalientes, Zacatecas con una votación abrumadora en contra de la actual mandataria del PRD Amalia García, cuyo partido había gobernado por dos sexenios consecutivos.

De esta manera, los ocho estados en los que triunfa el tricolor son: Aguascalientes, Chihua­hua, Hidalgo, Quintana Roo, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas.

Mientras que en Oaxaca, Puebla y Sinaloa las alianzas van a la cabeza y está por definirse Durango, con una ventaja estrecha en favor, todavía hasta el cierre, del PRI.

En conferencia de prensa, los líderes nacionales de los tres partidos más grandes se declararon vencedores de la jornada.

Beatriz Paredes Rangel proclamó que el PRI ganó 11 de las 12 gubernaturas disputadas ayer; en el caso de Oaxaca omitió dar información arguyendo que violaría la ley electoral local, que impide hacerlo antes de las 8 de la noche, pero después de esta hora no habló al respecto.

Estamos muy contentos en el PRI... Fue una jornada electoral que ratifica la condición del PRI como la primera fuerza política electoral en el país, es indubitable que somos la primera fuerza electoral... , expresó.

Mientras que el presidente del PAN César Nava afirmó que luego de la jornada electoral de ayer el blanquiazul gobernará a por lo menos 50% del total de la población local del país y dijo: Podemos afirmar que el PAN está de regreso al camino de la victoria . Jesús Ortega, líder nacional del PRD, lo acompañó en la primera conferencia en la que dieron a conocer los resultados con los que cuentan ambos partidos de los estados a donde concurrieron como alianza.

[email protected]