El exconsejero electoral del Distrito Federal, Eduardo Huchim, advirtió que durante los procesos electorales, actuales o venideros, se corre el riesgo de que los partidos utilicen las estructuras que tienen las agrupaciones políticas nacionales o locales para beneficiarse en los resultados.

Calificó como un error que en la reforma electoral del 2007 se haya eliminado la posibilidad de que dichas agrupaciones contaran con recursos públicos, las agrupaciones llenan el vacío importante en la organización de los ciudadanos . Reconoció que los partidos pueden usar la necesidad de las agrupaciones de mantenerse para acercarse a ellas.

Deberían tener más fuerza y no convertirse en presa apetecible de los partidos , dijo. Por ello se pronunció en regresar al esquema de financiamiento para las agrupaciones, pero en una distribución sin excesos.

Actualmente, el IFE reconoce el registro de 106 agrupaciones políticas nacionales. Hace tres años le negó a las agrupaciones políticas nacionales Rumbo a la Democracia y Unión Nacional Sinarquista el registro para conformarse en nuevos partidos políticos nacionales y competir en las elecciones intermedias del 2009.

La primera de ellas presentó una queja ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, debido a que consideró que los consejeros del IFE aplicaron una norma retroactiva, debido a que en la integración de la agrupación se encontraban líderes sindicales, como Rodolfo Bastida

PARTICIPACIÓN, SÓLO MEDIANTE ACUERDO CON PARTIDO

De acuerdo con el artículo 34 del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, las agrupaciones políticas nacionales sólo pueden participar en procesos electorales federales mediante acuerdos de participación con un partido político o coalición. Incluso, se indica que las candidaturas surgidas de los acuerdos de participación serán registradas por un partido político y serán votadas con la denominación, emblema, color o colores de éste.

La legislación electoral ordena a las agrupaciones políticas nacionales que presenten al IFE un informe anual sobre el origen y destino de los recursos que reciban por cualquier modalidad. Deben entregarlo aunque los recursos económicos para sus actividades ordinarias provengan de aportaciones de afiliados y donaciones. Antes de la reforma electoral del 2007, en promedio se les entregaba 500,000 pesos anuales.

[email protected]