El presidente Andrés Manuel López Obrador consideró que la decisión sobre el general Salvador Cienfuegos no cambiará las relaciones con Estados Unidos, aunque cuestionó el trabajo de la DEA.

Dijo que busca fundamentar el trabajo con la Unión Europea en la cooperación para el desarrollo, tras indicar que en el pasado se centró en la cooperación militar.

López Obrador argumentó que dar a conocer el expediente del exsecretario de la Defensa fue con el fin de demostrar que no hay elementos en su contra y que se fabricaron los delitos.

“No estemos pensando que son infalibles los encargados de esas agencias o que son perfectos en su actuación los gobiernos extranjeros y que todo lo malo tiene que ver con nosotros”, puntualizó el Ejecutivo.

En tanto, la organización Tojil presentó ante el Poder Judicial de la Federación una solicitud de audiencia ante un juez federal para impugnar la determinación de la FGR que exoneró penalmente al exsecretario. A través de su cuenta de Twitter, la ONG consideró que “exonerar a Cienfuegos violó el derecho de acceso a la justicia”.