Los gobernadores del PRI y del PAN dijeron que evaluarán, antes de firmar, la adhesión al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) que sustituyó al Seguro Popular. El único mandatario que expresó que no firmará el convenio fue el de Jalisco, Enrique Alfaro.

Los mandatarios se reunieron este martes en Palacio Nacional con el presidente Andrés Manuel López Obrador con motivo del inicio de año. Éstos aseguraron que en la reunión no abordaron el tema del Insabi.

Sin embargo, en lo individual, cada gobernador expresó su postura. El panista Diego Sinhue Rodríguez, de Guanajuato, puntualizó que los mandatarios se reunirán el próximo fin de semana en Yucatán, donde analizarán su postura en torno al Insabi; incluso para elaborar una propuesta sobre reglas de operación. En lo individual, el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, mencionó: “nosotros ya hemos dicho que vamos a firmar el convenio de colaboración al Insabi, aunque lo haremos como un estado no adherido, pero asumiremos todo lo que se menciona en la Ley General de Salud”.

Los gobernadores del PRI Alfredo del Mazo (Edomex) y Claudia Pavlovich (Sonora) coincidieron en que analizarán la situación antes de firmar. “Todavía hay que definir algunas cuestiones a través de los convenios con el Insabi. Por ejemplo, todavía no está claro cómo se va a aportar la cuota solidaria estatal, la responsabilidad laboral de los trabajadores de la salud y los tiempos para la transferencia de los recursos (del Seguro Popular) al Insabi”, indicó Del Mazo.

Los gobernadores de Morena (Morelos, Chiapas, Veracruz, Puebla y la jefa de Gobierno de la CDMX) dijeron que no tienen problema en suscribir el convenio.

El gobernador Enrique Alfaro, de Jalisco (Movimiento Ciudadano), fue claro en que su estado no firmará el convenio con el Insabi: “en esas condiciones, no”, expresó.

Por la mañana, el presidente López Obrador dijo que el gobierno federal asumirá el costo de la cuotas de recuperación que se cobran a usuarios en hospitales de tercer nivel, con lo que la atención médica y medicamentos serán gratuitos.

El Ejecutivo expresó que hablará con los directivos de los hospitales, debido a que se revelaron testimonios de pacientes a quienes se les aumentó la cuota de recuperación en hospitales de tercer nivel.

“Se va a hablar con los directores y el personal de los institutos de salud, porque también en los institutos de salud el servicio va a ser gratuito; se les va a reponer lo que obtienen por las cuotas”, dijo.

Cabe recordar que el senador Samuel García (MC) aseguró que en juzgados administrativos se ganaron cuatro amparos interpuestos por usuarios del extinto Seguro Popular para que el gobierno federal les garantice los servicios de salud en tanto el Insabi tiene reglas de operación. Ante ello, el presidente López Obrador insistió en que el gobierno no ha dejado de atender a la población, pese a la desaparición del Seguro Popular.

Acerca de que algunos gobernadores se niegan a que el Insabi opere en sus estados, López Obrador dijo que esto es voluntario. Sin embargó, afirmó que divulgará qué gobernadores han suscrito el convenio.

PAN busca reformar al instituto

La bancada del PAN en el Senado presentó su primera iniciativa para reformar la Ley General de Salud, luego de acusar que el Insabi carece de reglas que garanticen la gratuidad en los servicios que brindará.

En conferencia de prensa, la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara Alta, Kenia López, explicó que la propuesta es la eliminación de cuotas de recuperación para el acceso a los servicios médicos, así como garantizar la cobertura.

Detalló que se propone reformar el artículo 36 de la Ley General de Salud que establece el pago de cuotas de recuperación considerando el servicio y las condiciones socioeconómicas de las y los beneficiarios.

“Para ser congruentes con lo que ha dicho incluso el Ejecutivo federal de que no habrá cobro en el servicio de salud, hoy la ley claramente lo establece”, destacó la panista.

Asimismo, la legisladora señaló que se plantea modificar el artículo 77 bis de la Ley General de Salud, en donde establece la gratuidad.

“Es increíble la ineficiencia de este gobierno: por un lado, mienten, porque en la ley hay gratuidad a medias; hagámoslo bien, hagámoslo con gratuidad total”, enfatizó.

Su compañera de bancada, Alejandra Reynoso, agregó que hace falta asignar los recursos necesarios al Insabi para cumplir con el objetivo del presidente y detalló que la nueva institución cuenta con un presupuesto de 169 millones de pesos, cuando necesita 302 millones para operar correctamente.

Agregó que el gobierno está obligado a dar el servicio y no nada más a las y los ciudadanos que tenían su póliza de Seguro Popular, sino a todos los mexicanos porque en caso de que un hospital adscrito al Insabi quiera cobrar cuotas de recuperación, usuarios pueden recurrir a un amparo.

Finalmente, el senador y expresidente del PAN, Damián Zepeda, calificó como un “desastre” el sector salud en la actual administración, encabezada por el presidente López Obrador, y sostuvo que no existe una comunicación efectiva en la red hospitalaria.

“La idea de dar gratis el sistema de salud a todos las y los mexicanos es loable, eliminando por completo las cuotas de recuperación y eso lo tendrá que pagar el gobierno y se deberá hacer una reasignación del presupuesto”.

[email protected]