México.- Con la emisión de actas de nacimiento en sistema Braille, el Distrito Federal refrenda el derecho de identidad a invidentes y débiles visuales, afirmó el director general del Registro Civil en esta capital, Héctor Maldonado San Germán.

En entrevista, el funcionario explicó que al contar con las herramientas necesarias, el trámite es igual que para cualquier persona: se presenta en ventanilla, ofrece sus datos y en cuestión de minutos obtiene su documento con el relieve del sistema Braille .

Indicó que a partir de su presentación, el pasado 24 de enero, las personas que lo soliciten pueden acudir a las oficinas del Registro Civil ubicadas en Arcos de Belén, y con la tarifa regular de 58 pesos, podrán obtener un Acta de Nacimiento con dicho sistema.

Maldonado San Germán destacó que con ese agregado a las Actas de Nacimiento, se beneficiará a más de 110,000 personas que se calcula viven en la capital del país con esa condición.

El documento, que también es impreso con letras del alfabeto, tiene validez oficial para cualquier trámite, tanto en los estados de la República como los de la federación, agregó.

Para ello, detalló, el organismo local cuenta con una ventanilla asignada a los invidentes, personas de la tercera edad o de sectores vulnerables, donde se capturan los datos del solicitante.

Los datos se envían a una impresora especializada que en segundos traduce y plasma los caracteres del sistema Braille del Acta de Nacimiento, con lo que la persona por sí misma puede corroborar si esos son correctos.

Para uno que trata de ser lo más autosuficiente posible en todos los aspectos cotidianos de su vida: transportarse, hacer sus trámites, sí se lo facilita a uno , consideró Adolfo Sánchez Rivas, usuario del sistema Braille.

En mi caso, antes de expedirlas, las solicitaba pero no sabía qué decían, pero ahora en ese momento (en que recibes el documento) lees los datos más importantes , mencionó en entrevista.

Comentó que luego de perder la vista a consecuencia de un accidente automovilístico, tardó al menos un año y medio en aprender el sistema Braille, ya que también es necesario desarrollar mucha sensibilidad en los dedos.

Reconoció que este es un sistema muy completo en el que se pueden leer mayúsculas, acentos, números arábigos y romanos, con la sola combinación de puntos impresos en una hoja especial que tiene que ser un poco más gruesa que las normales.

Para el uso cotidiano de ese sistema, detalló, se emplea una regleta de plástico de forma rectangular que tiene en su parte anterior diversos renglones conformados por una secuencia de pequeños cuadritos donde se imprimen los caracteres.

Agregó que cada cuadrito es una letra y cada cuadrito lleva seis puntitos que están dispuestos en dos líneas verticales de tres puntitos dentro del cuadrito .

Una vez que se fijó el papel a la regleta, con la ayuda de un punzón se escribe carácter por carácter de derecha a izquierda, para que al momento de voltear la hoja se pueda leer de izquierda a derecha y de arriba hacia abajo.

Asimismo, manifestó su deseo de que este sistema se pudiera ampliar a otros registros como Actas de Matrimonio, y fue más allá, esperando que se avance en poder contar con Braille en todos los documentos oficiales, como credenciales de elector y pasaportes.

mfh