“Seguimos recibiendo ataques, ese es el detalle; pasamos de ser golpistas a ser exagerados y cómo no lo vamos a hacer si el medicamento no está en el hospital”, lamentó  Elena García, madre de Alejandro, niño de cinco años que está en tratamiento de leucemia en Oaxaca.

Ayer el secretario de Salud, Jorge Alcocer, al informar que el gobierno federal adquirió los medicamentos oncológicos que hacían falta, sostuvo que el reclamo por el desabasto de estos insumos médicos para los niños fue “exagerado”.

El funcionario federal detalló que hasta el momento la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) adquirió 132 claves (tipos) de medicamentos oncológicos, que equivalen a 6 millones 929,197 piezas por un monto de 11,795 millones de pesos.

La madre de Alejandro aseveró que hasta ayer 20 de julio, en el Hospital de la Niñez Oaxaqueña no han llegado dosis oncológicas. “Ellos quedaron que en 15 días va a llegar. Imagínate si nosotros estuviéramos esperando; nuestros niños ya hubieran muerto, entonces no pueden decir que es exagerado”.

Por su parte, Israel Rivas, papá de Dana, pequeña con padecimiento oncológico y vocero del movimiento nacional por la salud papás de niños con cáncer hizo un llamado al secretario de salud a no regatear con los Derechos Humanos.

“No hay ninguna exageración en la exigencia, el derecho a la salud es una garantía individual contemplada en el artículo 4 y no hay ninguna exageración en pedir su cumplimiento, si él piensa que lo hacemos al pedir que se cumpla, está totalmente equivocado”, manifestó el vocero de la asociación.

Conviene recordar que existen una serie de demandas penales en contra de autoridades por el desabasto de medicamentos para los niños y esto ya ha escalado ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

“Tenemos una queja ya formal y aceptada ante la Comisión Interamericana. Es el caso de Lorena, que hablará en la próxima marcha el 24 de julio, lamentablemente falleció su hijo y pese a estar amparada se le negaron los medicamentos. Ante la inoperancia del sistema judicial mexicano se le dio apertura ante la Comisión. Ya está abierto el camino internacional”, reconoció Rivas.

ivan.rodriguez@eleconomista.mx