Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, señaló que de ganar las elecciones del 1 de julio próximo llevará a cabo un cambio profundo en México, arrancará de raíz la corrupción y fortalecerá el mercado interno.

Reiteró que terminar con este flagelo hará renacer al país, le dará viabilidad, se entrará a una nueva etapa, que cambiará la imagen de México ante el mundo.

Ante sus seguidores, destacó que se obtendrán recursos para financiar el desarrollo, sin necesidad de aumentar impuestos y endeudar al país; rescatar al campo, apoyar a los productores, fijar precios de garantía; “ya no compraremos en el extranjero alimentos, vamos a producir lo que consumimos”.

Igualmente, el candidato del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y los partidos del Trabajo (PT) y Encuentro Social indicó que la gasolina también será producida en el país, con lo que se reducirán los precios del combustible.

Esto es lo que significa la transformación, que se fortalezca el mercado interno, que haya empleo, que el mexicano pueda trabajar, ser feliz donde nació y esté con sus familiares; que nadie se vea obligado a emigrar y si quiere irse que lo haga por gusto, no por necesidad, puntualizó.