Luego de reunirse por más de una hora con el presidente Andrés Manuel López Obrador, el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, aseveró que “limaron asperezas”, ello al encontrar acuerdos en temas de seguridad, migración y el proceso de extradición del exgobernador de esa entidad, César Duarte.

Al salir de Palacio Nacional, el panista dijo que la reunión fue muy franca, “muy respetuosa y debo agregar, afectuosa”, con un presidente de la República “receptivo y empático” con las problemáticas plasmadas.

“Hemos limado nuestras asperezas, sin dejar de reconocer que tenemos diferencias, pero incluso sobre esas diferencias el Presidente y yo hemos concluido el día de hoy que tenemos muchas más coincidencias que divergencias.

"Eso vendrá ya para otras administraciones (el tema del tratado en el que México cede agua a Estados Unidos por los ríos fronterizos que comparten), hemos superado cordialmente un momento complicado", dijo Corral.

Entre los temas tratados, agregó el funcionario, destacaron el combate a la corrupción, donde, dijo, hay plena comunión y absoluta convergencia, principalmente en el tema del exgobernador  César Duarte y su proceso de extradición.

Mientras que en materia económica, aseveró que el presidente López Obrador se mostró abierto a diversas propuestas para dar apoyo financiero al cierre de la administración que encabeza, “toda vez que seguimos enfrentando un déficit operativo alto y obviamente pasivos en sectores claves tanto de salud como de educación y seguridad, y el Presidente de inmediato resolvió con algunos colaboradores buscar distintas alternativas”.

 Asimismo, dijo que se abordaron temas de seguridad pública y migración, en el primo se habló sobre la mesa de coordinación para la construcción de la paz, que está totalmente reinstalada, “con una espléndida relación con la secretaria Rosa Icela Rodríguez (titular de la SSPC) hemos abordado el tema migratorio como un mandato específico de la mesa de coordinación”.

También adelantó que, antes de que termine su gobierno, el presidente López Obrador aceptó realizar una gira de trabajo por esa entidad para visitar Ciudad Juárez y Chihuahua. 

Finalmente, señaló que, en el caso de la aplicación de vacunas contra coronavirus en la frontera, va. “Nosotros hablamos con la secretaria Rosa Icela Rodríguez y ella nos informó que era muy probable que en dos semanas pudiera iniciarse en Juárez el proceso de vacunación, todas estas manifestaciones que se están haciendo ahora, o este desplegado que ha aparecido es la inercia de la campaña, hay ciertos sectores que siguen en campaña, esa dinámica ya terminó, el proceso de vacunación va y se le va a cumplir a los juarenses”, afirmó.

kg