En Palacio Nacional se presentó la Estrategia Nacional Contra las Adicciones “Juntos por la Paz”, dirigida principalmente a jóvenes, para que mediante la escucha de sus familiares, eviten caer en el consumo de sustancias nocivas.

“Este tema es una prioridad, el que podamos informar, orientar, concientizar, para que los jóvenes no caigan en el consumo de drogas, que no los enganchen, porque eso es el infierno, y que hay otras opciones para ser feliz, desde luego con actividades recreativas, sanas, el compañerismo, el deporte, el trabajo, el estudio, la convivencia familiar. La vida es lo más bello que existe, no el camino de la felicidad efímera, el escape, la drogadicción, eso no es vida”, aseguró el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, comentó que la estrategia tiene un enfoque combinado para atender el fenómeno por tres vías, por lo que se trabaja en conjunto con las secretarías de Seguridad Pública, Salud y Bienestar.

Afirmó que las adicciones son la primera causa de muerte entre los jóvenes, por las lesiones y otros factores asociados.

 

Descartó que se trate de una campaña similar a la que se aplicó en Estados Unidos en los años 80 y que no funcionó. Indicó que esta campaña no descarta ninguna alternativa adicional, como la despenalización de algunas drogas, aunque eso no será en este momento.

Por su parte, Ricardo Mejía Berdeja, subsecretario de Seguridad Pública, señaló que el gobierno federal combate y debilita el mercado de drogas, además de que se terminará con la cultura aspiracional del narcotráfico.

Indicó que se iniciará un “bombardeo” de mensajes mostrando el daño que causan sustancias como el fentanilo, que es 100% más letal que la morfina y 50% más dañino que la heroína.

A su vez, Lorena Rodríguez Bores, secretaria técnica del Consejo Nacional de Salud Mental (Consame), recordó que el 2 de julio en Apatzingán, Michoacán, y el 22 de octubre en Ecatepec, Estado de México, ya se puso en marcha la estrategia debido a que son zonas prioritarias para la estrategia contra la adicción.

Explicó que realizó la feria de promoción de la salud, del deporte y de convivencia cultural, en la que participaron niños, jóvenes y adultos, principalmente.

El presidente López Obrador destacó que su gobierno destinará todos los tiempos oficiales a difundir información sobre la Estrategia Nacional para la Prevención de Adicciones “Juntos por la paz”, pues argumentó que si no se detiene el consumo de drogas en nuestro país, será complicado frenar la violencia.

Detalló que se difundirán mensajes en radio, televisión y periódicos, enfocados a explicaciones sobre qué es el Fentanilo, por qué se propagó y sus efectos. Aclaró que no habrá una sobresaturación de mensajes.

Consideró que este flagelo de las adicciones es reversible, y se puede lograr que los jóvenes no lo conviertan en una forma de vida.

El mandatario criticó las series de televisión en las que se hacen ver que los narcotraficantes someten a los presidentes, viajan en autos y aviones de lujo y muestran alhajas. Estimó que se debe terminar con esa cultura aspiracional.

López Obrador explicó que la estrategia contra las adicciones ofrecerá a los jóvenes opciones productivas y de bienestar, al tiempo que se fortalecerá la infraestructura en centros de paz para atender a los que inicien un tratamiento.

El Presidente no descartó la posibilidad de que su gobierno promueva la despenalización de algunas drogas naturales de uso lúdico como la mariguana y opioides, aunque por ahora se enfocará en la prevención. Añadió que se abordará de manera inicial el aspecto del bienestar, antes de entrar en legislaciones en la materia.

[email protected]