El presupuesto al apoyo de las artesanías en el estado sólo incrementó este año 5%, informó Alejandra Romero Soto, directora de la Casa Queretana de las Artesanías, quien dijo que el año pasado se ejerció por parte del gobierno del estado un presupuesto de 2 millones 900,000 pesos, mientras que para este año la partida asignada es de 3 millones 74,000 pesos. Dicho presupuesto, explicó, será utilizado para capacitación, asistencia a ferias y congresos artesanales así como gastos operativos de la casa de artesanías.

Los recursos subieron muy poco en comparación con los que se ejercieron el año pasado, pero con lo que tenemos estamos tratando de hacer maravillas, trabajando en conjunto con otras dependencias para generar mejores frutos. Nunca es suficiente, pero con lo que se tiene se trabaja , indicó.

La Casa Queretana de las Artesanías es una extensión de la Secretaría de Desarrollo Sustentable (Sedesu), misma que se encarga de hacer el enlace para que los productos que elaboran los 1,551 artesanos queretanos, que están registrados en el Censo, puedan verse beneficiados con la distribución de sus productos en todo el país a través de distintas ferias artesanales que se organizan en los distintos estados de la República.

Cotizados

De los más de 20 productos artesanales que se elaboran en el estado, los cuales varían entre: cerámica, diseños de madera, seda pintada a mano, mantelería, bordados, deshilados, productos en lana, muñecas otomíes, arcilla mexicana, productos de herrería y licor de frutas.

Los que principalmente se movilizan en el interior del país son la muñeca otomí, originaria del municipio de Tolimán; cuyo precio varía entre los 280 y 350 pesos por unidad.

Romero Soto dijo que la arcilla mexicana es otro producto que también ha sido solicitado al mayoreo por tiendas de otros estados; su precio oscila entre los 150 y hasta los 3,000 pesos, variando del diseño y tamaño de la pieza.

Según Alejandra Romero, la exportación de artesanías ha resultado difícil debido a la gran cantidad de requisitos que les piden en la aduana, ya que el material del que están hechos los productos muchas veces no está autorizado para su paso a Estados Unidos.

La misión es que a través de la Sedesu se pueda llegar a tener un convenio para desarrollar la comercialización artesanal.

Espero que este año se concrete algo, pero depende de algunos permisos y pruebas que se tienen que llevar a cabo en las aduanas , concluyó la directora de la Casa Queretana de las Artesanías.