En México, uno de los grandes desafíos es cómo construir la confianza de que la gente manda, aseveró el aspirante a candidato a la Presidencia de la República, Emilio Álvarez Icaza.

En entrevista expuso que lo realmente importante es que la gente tome en sus manos el poder público y que entienda que el gobierno es suyo y que los representantes populares son precisamente eso, representantes.

“Se ha venido oyendo cada vez más sistemáticamente una especie de secuestro, secuestro del dinero, de las instituciones y de las decisiones”, indicó.

El expresidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México dijo que la organización que encabeza, AHORA, la cual pretende convertirse en una plataforma que busca construir muchas candidaturas independientes, está muy cerca de cumplir su objetivo planteado a inicios del año y que consiste en integrar una red de 80,000 ciudadanos dispuestos a apoyar ese objetivo.

“Ya vamos, creemos que lo vamos a lograr, nos faltan 15 días, pero ya tenemos más de 70,000 personas en esa iniciativa, lo cual nos da mucho gusto”, expuso.

El aspirante a candidato independiente explicó que el objetivo es que con esa estructura se construyan varias candidaturas de ciudadanos que buscan llegar a alguno de los puestos de elección popular que estarán en disputa en las elecciones de julio próximo, sin la ayuda de las partidos.

Sin embargo, destacó que no ha sido una empresa fácil. Concretamente, expuso que las reglas para competir por la vía independiente son claramente ventajosas para los partidos. “Es una expresión de cómo los monopolios se cuidan”.

Dijo que uno de los principios básicos de la democracia y el sistema electoral mexicano es la iniquidad.

Expuso que mientras los partidos políticos van a tener a su disposición 600,700 millones de pesos para proselitismo, los candidatos independientes sólo tendrán 43 millones.

Además, mientras para organizar un partido político se requieren 240,000 firmas reunidas en un año, para construir una candidatura a la Presidencia se necesitan 866,000.

A eso hay que añadir en la lista de exigencias que para poder obtener el registro como candidato independiente a la Presidencia, las firmas deben corresponder a ciudadanos que vivan en al menos 17 estados.

Mencionó que, sumado a todo eso, hay que tener en cuenta que las autoridades electorales constantemente emiten sus veredictos en favor de los partidos políticos, lo que coloca a los ciudadanos en una situación francamente delicada cuando se trata de competir contra ellos.

Pese a todas esas circunstancias, añadió, no dar la batalla sería peor porque entonces es aprobar la normalización de la ignominia, la vergüenza y el abuso.

El aspirante destacó que con figuras de participación política como las candidaturas independientes es posible tratar de quebrantar, transformar e irrumpir en el escenario político, así como en la relación perversa mediante la cual se ha secuestrado la vida pública de México.

Por otra parte, sostuvo que la participación de los candidatos independiente en la contienda electoral del próximo año no debe verse como alguien que divide los votos, sino como que los ciudadanos están ahí.

“Nuestra apuesta tiene que ver con recuperar la transición a la democracia y dotarla de contenido, en órganos autónomos que funcionen, en una nueva democracia, en la transformación de un modelo político que está más que reventado y que tenemos que buscar la forma de cambiarlo. “No basta nada más con que haya opciones electorales para que cambien los gobiernos y no cambien las cosas”.

Destacó que si no hay un cambio de fondo con condiciones democráticas mínimas, el solo cambio a las personas nos va a llevar a cometer el mismo error que hace 15 o 20 años en México, cuando se le apostó a la transición democrática y lo más que se logró fue una pobre alternancia.

Emilio Álvarez Icaza

  • Nació el 31 de marzo de 1965 en la Ciudad de México.
  • Es licenciado en sociología por la Universidad Nacional Autónoma de México y maestro en Ciencias Sociales por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales. Es candidato a doctor en Ciencias Políticas y Sociales por la Universidad Nacional Autónoma de México.

Se ha desempeñado como:

  • Director General en el Centro Nacional de Comunicación Social (Cencos).
  • Secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.
  • Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal.
  • Consejero del Instituto Electoral del Distrito Federal.
  • Cofundador de Alianza Cívica, AC.

diego.badillo@eleconomista.mx